El Pozoblanco de Juan Carlos Quero y la batalla por un ascenso
El CD Pozoblanco quiere ser de Tercera la próxima temporada

Hoy al día

Durante muchos años el Club Deportivo Pozoblanco fue uno de los clubes de referencia del Grupo X de Tercera División, hasta llegar a ser el que más temporadas consecutivas acumulaba en la liga. Eso acabó en la temporada 2013-2014, para iniciar una travesía de hasta ahora cinco años entre la Primera Andaluza y la División de Honor Sénior, esa categoría creada por la FAF buscando una estructura similar a la que hay en la superior.

Pero esta campaña la escuadra vallesana tiene en su mano regresar por la puerta grande al sitio que le corresponde. Tras dos semanas de descanso por la Semana Santa, el equipo que entrena el exjugador cordobesista Juan Carlos Quero defenderá la segunda plaza que actualmente ocupa, y que da derecho directo al ascenso. Los pozoalbenses han ganado 17 partidos, empatado 4 y perdido 8, con 43 goles marcados y 28 encajados para llegar ahí y ahora tienen que mantenerse firmes en una dura lucha: el líder es el Rota con 56, un punto más que los blanquillos, pero por detrás están Algabeño con 53, Antoniano y Atlético Onubense con 51 y Castilleja con 50. Incluso el Viso, con 49, puede tener sus opciones pese a que sólo quedan 15 puntos en juego, sin descartar a Alcalá y Cartaya, con 47, aunque ellos pensando más bien en que la tercera plaza también pueda ser de ascenso en función de la suerte del Ceuta en Tercera.

El calendario de los de Quero no es fácil, aunque tampoco el de sus rivales como es natural a estas alturas. Para empezar el Pozoblanco tiene un derbi eléctrico en Casas Blancas con el Peñarroya, que se está jugando la permanencia -es el equipo que marca la frontera de la salvación con 29 puntos-. Luego tendrá dos choques en casa quizá decisivos, ante el ya citado Castilleja, sexto, y el Pinzón, en descenso con 26 puntos. En la penúltima jornada debe visitar Rota, para despedir la liga en su casa ante el Algabeño. Dos partidos tremendos, aunque habrá que ver qué se están jugando sus rivales entonces.

El hecho de que haya tantos equipos implicados deja un buen ramillete de duelos directos que pueden favorecer a aquellos que sumen de a tres en las jornadas en las que no les toquen. Por ejemplo, en la jornada siguiente hay un Atlético Onubense-Rota. En la 31, un Algabeño-Atlético Onubense. En la 32, un Castilleja-Rota. Y en la 33, un Antoniano-Atlético Onubense y un Algabeño-Castilleja. Las combinaciones pueden ser múltiples y casi todos los equipos pueden esgrimir aquello de que dependen de sí mismos, aunque de momento la ventaja es de Rota y Pozoblanco.

El Peñarroya quiere otro año más en la categoría

Mientras, el otro conjunto cordobés, el Peñarroya, quiere culminar en el tramo final su esfuerzo por salvarse, empezando por olvidar el duro 7-0 que encajó en el último duelo de la liga hasta el momento en Castilleja. Lo cierto es que el calendario que tiene es muy exigente, ya que además de ante el Pozoblanco, el Peñarroya tiene que vérselas con Rota (fuera), Algabeño (casa), San José (fuera) y Antoniano (casa), por lo que salvo los rinconeros todos sus rivales son de la parte alta y se juegan el ascenso.

Con todo, seguro que los mineros dejarán todo para culminar de manera feliz una trayectoria en la que de momento han ganado 7 partidos, empatado 9 y perdido 13, con 26 goles a favor y 43 en contra. Tienen 29 puntos, uno más que el Isla Cristina, que abre el descenso con 28.

Etiquetas

ascenso | CD Pozoblanco | División de Honor Sénior | Peñarroya CF | permanencia |

Deja un comentario