El provisional y anónimo doctor del Córdoba CF

El plantel blanquiverde regresó a los entrenamientos mientras los representantes de la Clínica Beiman, los anteriores servicios médicos, se personaron en El Arcángel para levantar acta, donde Víctor Salas se estrenó con la recuperación de Moutinho y Edu Frías

El nuevo doctor del Córdoba CF, en principio provisional, hasta concretar los servicios médicos con Quirón.

El nuevo doctor del Córdoba CF, en principio provisional, hasta concretar los servicios médicos con Quirón.

En el Córdoba CF cuando no es por una razón es por otra, pero su día a día siempre viene marcado, desgraciadamente, por alguna cuestión extra-deportiva, aunque en este caso la presencia de unos servicios médicos en los entrenamientos es algo relacionado con lo deportivo y de obligado cumplimiento según marca la normativa de la Real Federación Española de Fútbol. Por ese motivo, y para no infligir el reglamento, la entidad blanquiverde contrató para este miércoles de vuelta a los entrenamientos a un galeno provisional, según informó el propio club, del que no quiso desvelar su nombre, hasta cerrar el acuerdo con los servicios médicos que prestará en sus instalaciones el Hospital Quirón.

El dulce regusto del triunfo ante el Yeclano poco pudo saborearse en el seno del club ante el nuevo panorama que se le presentó a partir del lunes, cuando se decidió prescindir de los servicios prestados por la Clínica Beiman desde hace algo más de un año, situación ante la que representantes de ésta de personaron esta mañana en El Arcángel para reivindicar su asistencia al puesto de trabajo, ya que se avecina demanda por esa rescisión o mejor dicho la no subrogación de Infinity con sus servicios.

Quién sí se estreno en las dependencias del estadio fue Víctor Salas, el exfutbolista del Sevilla, ya como nuevo recuperador del club para el que prestará sus servicios de fisioterapia. Sus primeros pacientes fueron Moutinho y el meta Edu Frías, de ahí que en la Ciudad Deportiva el plantel no pudiera contar con ningún auxiliar ni fisioterapeuta.

Raúl Agné dando instrucciones con Luis Garrido al fondo y Chus Herrero.

Raúl Agné dando instrucciones con Luis Garrido al fondo y Chus Herrero.

En lo más puramente deportivo, Raúl Agné dirigió con normalidad la primera sesión de preparación del partido ante el Badajoz, en la que dividió a la plantilla en dos para realizar un circuito físico con un grupo, aunque siempre con el balón de por medio, mientras que el otro ensayó movimientos tácticos sobre la otra mitad del campo.

La jornada concluyó con el regreso de los niños al verde, dado que el club reanudó este miércoles tras un amplio paréntesis las visitas de los colegios y chavalería, suerte que le tocó al Colegio Calasancio, con sus pequeños como protagonistas a la caza de autógrafos que tuvieron a Piovaccari y Willy entre los más solicitados.

Los niñ@s del Colegio Calasancio a la caza de autógrafos entre los jugadores del Córdoba CF.

Los niñ@s del Colegio Calasancio a la caza de autógrafos entre los jugadores del Córdoba CF.

Loading...

One Comments

  • ancaza57 05 / 02 / 2020 Reply

    Es una pena que el doctor en medicina del deporte D. Bernardo Viana, no continue. Y digo que es una pena porque este doctor en medicina deportiva el cual mantiene varias consultas en Córdoba tratando patologías muy diversas a personas que las padecen y que desde la inculcación del ejercicio y el deporte las ayuda si no a una cura total sí a que lleven una vida casi normal. Profesor en la UCO impartiendo clases a mayores y no tan mayores de como el ejercicio físico…, el deporte…, nos ayuda a mantener una calidad de vida excepcional. Un doctor en medicina deportiva que muchísimos equipos de fútbol se rifarían por tenerlo en sus filas. Una persona que se aplica el cuento así misma y que desde el amanecer ya está haciéndose no menos de entre 15/20 kms, diarios…, con su particular runner. Este doctor en medicina del deporte si le diesen atribuciones de preparador físico en el CCF u en otro equipo…, los pondría, a los jugadores, que no lo reconocerían ni la madre que los parió…,. Nunca entenderé los perfiles de los que toman estas decisiones con un desconocimiento alarmante de las personas con las que se trabaja. Es cierto que a mi me parece que el contrato con la clínica Biedma es de pura usura y fuera de mercado en 2ªB, si es verdad lo de los 20.000€, al mes. Pero estoy seguro que si a D. Bernardo Viana, se le propone algo particular no serían ni de lejos esas cantidades y el equipo lo agradecería por siempre. En fin doctores tiene la santa, que se dice…, un abrazo Bernardo Viana…,.

Deja un comentario