El reto añadido de la primera final: ganarle al fin a un filial

El Córdoba se juega buena parte de sus opciones de lograr su objetivo este domingo ante el Recreativo Granada, al que no fue capaz de vencer en la ida, como tampoco al Sevilla Atlético -próxima salida- y al Betis Deportivo, el gran rival que ha aparecido para las tres primeras plazas y frente al que todo apunta a un duelo decisivo en un par de meses

Piovaccari en el partido contra el Recreativo Granada en la ida. Foto: CCF

Piovaccari en el partido contra el Recreativo Granada en la ida. Foto: CCF

El Córdoba entra desde este domingo en el tramo decisivo de la primera fase de la temporada 2020-21, el último bloque de seis partidos tras no cumplir las expectativas en los dos anteriores. El fiasco de la etapa de Juan Sabas y el 1 de 6 con Pablo Alfaro de las dos últimas semanas han mandado al equipo a la cuarta plaza, con la que perdería el primer tren hacia la Primera RFEF que nacerá en la 2021-22 y el único para la Segunda División.

El primer rival, en la primera finalísima, es el Recreativo Granada. Un filial. Y el Córdoba tiene un reto o escollo añadido al puro de tener que ganar sí o sí fuera el rival que fuera. Hasta el equipo no ha sido capaz de ganar a ningún filial esta temporada. Ni a los nazarís, ni al Sevilla Atlético ni al Betis Deportivo.

Suele comentarse que los partidos ante los filiales son imprevisibles, porque el espectro de posibilidades del envite van desde un cómodo triunfo porque a los chavales de turno les pese el partido hasta una tarde aciaga porque la calidad, juventud y desperpajo normalmente existentes te amarguen. De momento la tendencia para el Córdoba esta ahí. Un 1-1 con el Recreativo Granada, con aquel tanto en la última acción en la que realmente se empezó a torcer la temporada; un 1-2 con el Sevilla Atlético en la primera derrota en casa, para iniciar otra tendencia negativa, la de los partidos a puerta cerrada; y aquel pobre 0-0 y gracias en la Ciudad Deportiva Luis del Sol, porque el Betis Deportivo apretó mucho en la segunda parte y los de Alfaro, cansados por la Copa, sufrieron.

El Córdoba debe romper esa racha ya, porque otro pinchazo sería dramático, para así cargarse de moral de cara a la siguiente salida, precisamente frente al Sevilla Atlético y nada fácil, como se vio también la temporada pasada, donde los blanquiverdes cayeron remontados.

Y es que en realidad el futuro de los blanquiverdes va a estar muy condicionado a lo que pase en sus tres partidos frente a los filiales, porque si importantes van a ser los duelos ante rojiblancos y sevillistas, qué decir del encuentro con el Betis Deportivo, que será el que cierre la primera fase, la liga regular de 18 exiguas jornadas, y ante el rival que se ha convertido en la nueva amenaza de la lucha por las tres primeras plazas tras encaramarse al segundo punto encadenando 11 jornadas sin perder.

Etiquetas

CCF | Córdoba CF | CórdobaCF | filial | Grupo IV | home9 | play off | Recreativo Granada | Segunda B |

Deja un comentario