El retraso de la nómina de abril en el Córdoba se extiende a los técnicos de la cantera y más allá

Tras conocerse el impago a la primera plantilla, trascendió que éste es generalizado y que también afecta a muchos empleados no deportivos de la estructura del club

Varios jugadores del filial, que sigue entrenando en la Ciudad Deportivo junto al primer equipo.

Varios jugadores del filial, que sigue entrenando en la Ciudad Deportivo junto al primer equipo.

“En el Córdoba CF se habla más de dinerarias que de fútbol y proyecto”. Ese era el titular de la entrevista publicada el pasado martes en Cordobadeporte con Rafael Ruiz ‘Coco’, delantero blanquiverde a principios de la década de los ochenta y posteriormente secretario técnico de club a principios de este siglo XXI. Dos días después esa frase cobra aún más valor después de que ayer saltara a la luz que entidad aún no abonó la nómina de abril a su primera plantilla, aunque no queda ahí el retraso. Éste afecta prácticamente a todos los estamentos y personal del club.

Tras conocerse públicamente que los futbolistas de la primera plantilla -Isaac Becerra se encargó de evidenciarlo ayer en el entrenamiento- no percibieron aún sus honorarios del pasado mes, que les corresponden con independencia de su bajo rendimiento, fueron varios los empleados de otras áreas los que reivindicaron igualmente ese impago. De hecho ningún técnico de las categorías inferiores, así como sus ayudantes, percibieron su contraprestación, que oscila entre los 300 y poco más de 400 euros al mes.

Farrando gesticula ante Berto Espeso, con Djetei de espaldas.

Farrando gesticula ante Berto Espeso, con Djetei de espaldas.

Asimismo tampoco percibieron sus sueldos el personal de administración, mantenimiento y otros departamentos del club, que mostraron su malestar a este periódico ante la repentina nueva situación. El sentir generalizado de éstos es que ellos no tienen “culpa” de los malos resultados del primer equipo, aún más si cabe los chavales del filial, que tampoco cobraron, tras su buena campaña. Y es que la percepción generalizada entre el resto de afectados es que el impago se puede deber más a una represalia por el fiasco del primer equipo que a un problema burocrático.

El primer retraso sobre el 28 de cada mes

Durante este año y medio de gestión de Infinity Capital, el consejero delegado blanquiverde, Javier González Calvo, repitió no en pocas ocasiones que “pocos clubes pagan el 28 como nosotros”. La realidad es que así fue hasta el pasado marzo, pero ahora llega esta nueva situación desde que la Unión Futbolística Cordobesa (UFC) gestiona el club tras rescatarlo de una situación límite a finales de 2019 cuando se llegaron a adeudar tres nóminas.

El primer retraso llega tras el doble fracaso deportivo de la temporada, y se podría decir que no se pagó el 28, ni el 8 ni el 18 del posterior mes. Ante este nuevo panorama las incertidumbres crecen entre el cordobesismo sobre un proyecto a medio plazo, sobre el que el CEO cordobesista aseguró en su última comparecencia que su continuidad no corre peligro. Ahora tocará aguardar al 28 de mayo para saber si se regularizan todos los pagos, con la esperada videoconferencia con Baréin para conocer el rumbo del club en Segunda RFEF. El cordobesismo está ávido de noticias procedentes desde la entidad, ya que en los últimos tres días la única comunicación oficial del club en sus redes sociales fue para felicitar los cumpleaños de sus abonados.

Etiquetas

Baréin | CCF | Córdoba CF | CórdobaCF | home8 | nóminas | Segunda RFEF |

One Comments

  • Gauss53 20 / 05 / 2021 Reply

    Las estrellas que se queden la proxima temporada ,bueno algo es algo para consolidarse por primera vez en la historia,si queremos llegar a primera

Deja un comentario