¿Encontrarán los administradores judiciales dónde fue el millón de los abonos?

La versión que deslizó León cuando seguía en el Córdoba, que se destinó a "pagar cosas", choca frontalmente con que se incumpliera con las obligaciones del concurso de acreedores, que ya no hubiera para pagar nóminas a partir de septiembre y que Hacienda y Seguridad Social tuvieran que embargar

Koki no paró de saludar a la afición blanquiverde. Autor: Paco Jiménez

Koki no paró de saludar a la afición blanquiverde. Autor: Paco Jiménez

A la espera de esa rueda de prensa prometida por los administradores judiciales del Córdoba CF para conocer realmente qué se están encontrando en sus primeros días en el club, hay algunas preguntas que rondan la cabeza de los aficionados vista la situación económica tan grave de la entidad. Y una de ellas apunta a qué pasó con el millón de euros -redondeando- que más claramente entra todos los años en el club, el de la venta de los abonos del verano. Un dinero que teóricamente debió dar para mucho más de lo que ha dado, sobre todo en cuanto a pago a futbolistas y empleados.

Esa partida, de la que incluso ha trascendido que estuvo en una cuenta aparte para que no pudiera ser sometida a embargos en su momento, ya no está a disposición del club. El propio Jesús León confirmó a este medio pocos días antes de que todo estallara que ese dinero estaba gastado y se había dedicado a “pagar cosas”, en referencia a situaciones pendientes de atender a todos los niveles.

Sin embargo, como en tantas ocasiones, las cuentas no cuadran ni de lejos. La sensación de que no se atendía desde hace mucho a los proveedores es evidente, vista la situación vivida con la empresa de autobuses Pérez Cubero, sobre la que el diario ABC Córdoba desveló una deuda de 100.000 euros. En cuanto a los jugadores y empleados bien sabida es la historia: el Córdoba Femenino pasó verdaderas penurias desde verano y a partir de septiembre ya no hubo liquidez para abonar nóminas a futbolistas del primer equipo y el filial, además de a los más perjudicados, los trabajadores.

Si se da por buena la cifra de que esta temporada cada nómina global del club está en torno a los 235.000 euros, incluso con un pago completo la de julio hay un agujero de más de medio millón de euros. Porque hay otra evidencia: al contrario de lo que anunció León en su día, no cumplió tampoco con los pagos del Concurso de Acreedores que toca hacer cada mes de julio. El Córdoba admitió que tiene 330.000 euros de deuda vencida sin abonar, una situación peliaguda porque algún acreedor al que no le importara quedarse sin cobrar y que la entidad desapareciera podría solicitar la liquidación de la SAD en el juzgado correspondiente.

Y además son conocidos los embargos diversos al club, por ejemplo por otras deudas que siempre se deben afrontar, las que se generan ante Hacienda y Seguridad Social, que en principio se fijaban en torno a los 600.000 euros y que hoy ABC eleva a 790.000 euros. Tampoco se pagó eso, por tanto. ¿Encontrarán los administradores judiciales en su análisis detallado dónde acabó el dinero de los abonos?

Loading...

Deja un comentario