“Es un chute emocional para toda la afición y el propio equipo”

"Vaya fin de semana más impresionante, porque ayer con el balonmano también fue increíble el final en los últimos cinco segundos", recordó Enrique Martín haciendo alusión al partido del Ángel Ximénez que presenció en Puente Genil | "Allí hubo una parte para cada equipo, pero hoy el partido básicamente fue nuestro y tuvimos la paciencia de entrar para no precipitamos" | "Después de los grandes sufrimientos llegan las grandes celebraciones"

Enloquecido. Enrique Martín cantando el gol de la victoria de su equipo ante el Cádiz B

Feliz. Así llegó el técnico del Córdoba CF, Enrique Martín, a la sala de prensa de El Arcángel, donde afirmaba con sinceridad el desenlace del partido fue “un chute emocional para toda la afición y el propio equipo”. “Vaya fin de semana más impresionante que llevo y toco madera (echándose la mano a su corazón), ayer con el balonmano también fue increíble el final en los últimos cinco segundos”, apuntó el navarro, haciendo alusión al partido del Ángel Ximénez que presenció en Puente Genil.

“Allí hubo una parte para cada equipo, pero hoy el partido básicamente fue nuestro, y tuvimos la paciencia de entrar por una banda y otra, no nos precipitamos”, valoró. De ahí que apostillara que “después de los grandes sufrimientos llegan las grandes celebraciones”. “Normalmente nadie gana fácil”, recordó.

Enrique Martín tranquilo en la banda en los prolegómenos del partido

Enrique Martín tranquilo en la banda en los prolegómenos del partido. Autor: Paco Jiménez

Martín señaló que “la liga está en casa, y fuera con uno y otros vamos a ganar partidos, así que ahora vamos a ir a por el primero en Algeciras, porque tenemos dos partidos fuera para ir equilibrando la cuenta”. Pero “me voy a ratificar en lo que dije, debemos ser un Miguel Indurain de este Tour y al final lograr llegar a la meta en el puesto que queremos”. En su opinión lo vivido hoy “será la tónica”, por lo que “tenemos que alcanzar la regularidad en los resultados”.

Apuntó que otras de las razones del triunfo ante el filial cadista radicó en que “físicamente estamos a un alto nivel y eso se nota en la media hora final con nuestro dominio”. “Nos falta tener un poquito más de acierto, pero es muy básico mantener la puerta a cero. Estoy tan contento con el uno como con el cero”, llegó a aseverar.

Por último, se le preguntó por su cambio de sistema, sobre lo que comentó que “me gustó desde la primera parte, pero el ritmo de juego era patatero, muy lento y con ellos bien colocados”. “Había demasiado parsimonia. Luego en el segundo tiempo, con el fresquito y las ganas de este equipo, todo fue mejor”, expuso. Ayudó “el equilibrio que dio Xavi Molina en el centro del campo”, una posición sobre la que comentó que “hacía tiempo que no jugaba ahí”.

Pinchazo en el gemelo para Jesús Álvaro

Para Enrique Martín “el secreto está en la constancia y en la insistencia, y luego el premio también llega porque mantienes la puerta a cero, porque si no ganas al menos te llevas un punto”.

Por último, el navarro se refirió a la lesión de su lateral zurdo, un Jesús Álvaro que sufrió “un pinchazo en el gemelo”, pero le restó importancia porque “tenemos ahí también a Víctor Ruiz, que puede jugar de lateral izquierdo”. “Hay una plantilla amplia, yel mejor ejemplo es que hoy Imanol García pasó de jugar todos los partidos a la grada”, indicó un Martín satisfecho con el rendimiento general de su equipo.

Deja un comentario