Estepa se congratula de la inscripción de la UFC porque “no sabía cómo acabaría”

El administrador concursal del Córdoba CF SAD recordó que ésta "tiene derechos de crédito y no son precisamente pequeños", entre ellos los 8,1 millones que las sociedades de Carlos González adeudan desde 2012 y "si yo no reclamo esa cantidad a mí los acreedores me pueden pedir responsabilidades"

Francisco Estepa en noviembre de 2019 en su primera aparición por la sala de prensa de El Arcángel antes de la venta de la unidad productiva.

Francisco Estepa en noviembre de 2019 en su primera aparición por la sala de prensa de El Arcángel antes de la venta de la unidad productiva.

De las diversas reacciones que este martes provocó la definitiva inscripción del Córdoba CF en la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) a través de la Unidad Productiva que en su día, allá por diciembre de 2019, adquirió Infinity Capital con la sociedad Unión Futbolística Cordobesa (UFC), una significativa fue la del administrador concursal del Córdoba CF SAD, Francisco Estepa. “Siempre es una satisfacción profesional cuando un proceso se ratifica judicialmente”, expuso, a la par que apuntaba en Canal Sur Radio que “desde la humildad siempre dije que había que ser cauto, porque no sabía como acabaría”, remontándose así a finales del pasado año cuando se hizo cargo del club con casi tres mensualidades adeudadas a la plantilla y al resto de sus empleados.

Desde entonces y hasta ahora “mi discurso fue coherente, no he cambiado”, al tiempo que explicó que “esto no era un invento nuevo, la venta de la unidad productiva ya se dio en Segunda B con el Unión Sportiva Lleida que ya la incluía en su lote uno. Igual ocurrió con con el Orihuela, que lo vendieron en 2014”, así que “había precedentes”, casos a lo que alude el propio juez Fernando Caballero en la confirmación del auto de venta.

“Esto pasa todos los días en los juzgados mercantiles de este país, el revuelo aquí es porque lleva el apellido fútbol”

Estepa afirmó que “esto pasa todos los días en los juzgados mercantiles de este país, el revuelo aquí es porque lleva el apellido fútbol”. De esa forma trataba de quitar hierro a la venta de la unidad productiva, porque “los planteamientos jurídicos no son nuevos, sino que se basan en mantener viva la actividad y eso llegó a través de la unidad productiva”.

Tras este importante paso, Estepa continuará su labor al frente de la administración del Córdoba CF SAD, una sociedad sobre la que comentó que “tiene derechos de créditos y que no son precisamente pequeños”, tanto por “participaciones en la LFP en anteriores temporadas, por cantidades de derechos de televisión y de traspasos de jugadores a otros con clubes, como por ejemplo el caso del Huesca” con Javi Galán de por medio, que suponen unos 220.000 euros a favor.

Los 8,1 millones reclamados a Carlos González 

Además de esos ingresos, considerados de naturaleza contingente porque su ocurrencia debe confirmarse en el futuro, como ocurrió hace un mes con el ascenso del Huesca,  la principal partida sobre esos derechos procede del anterior concurso de acreedores, ligado a la venta del Córdoba CF SAD de Prasa a Ecco Documática, la mercantil anterior de Carlos González que pasó a ser Azaveco, con la que tenía dejar a cero la deuda que tenía el club en 2011, concretamente 8,1 millones de euros.

“Sigo manteniendo que conforme a los documentos y compromisos adquiridos, hay estipulaciones entre esas dos empresas a favor de un tercero que es el Córdoba CF. Si yo no reclamo esa cantidad a mí los acreedores me pueden pedir responsabilidad, porque mi obligación es maximizar el patrimonio de la sociedad”, aseveró Estepa. Incluso fue más allá al comentar que “como anécdota todas las semanas un acreedor me llama al despacho para preguntarme como va la resolución del concurso y su crédito no llega a los 15.000 euros”, expuso de manera significativa.

Entre esos créditos existentes que darían lugar a ingresos y las deudas de la originaria SAD blanquiverde de 2000, que superan los 11,2 millones, el propio Estepa añadió “la pregunta es saber si con ese patrimonio se puede hacer frente a los pasivos de la sociedad”. Otra cuestión diferente son las múltiples irregularidades detectadas en la gestión de la SAD desde finales de 2011 a noviembre de 2019.

Loading...

Deja un comentario