Extremadura aguarda a Pozoalbense y Córdoba

La escuadra de Manuel Fernández visita, ya este sábado, al Cáceres Femenino, al que puede dar alcance en la tabla, mientras que para las pupilas de Manu Agudo el reto es superlativo: sorprender al líder Santa Teresa

El Córdoba quiere mantener su línea de las últimas semanas. Foto: Rafa Fernández

El Córdoba quiere mantener su línea de las últimas semanas. Foto: Rafa Fernández

Dividida entre la tarde sabatina y la matinal dominical llega para los representantes cordobeses la jornada 12 en la Liga Reto Iberdrola, en la que ambos, Pozoalbense y Córdoba, desde desplazarse a jugar hasta Extremadura. La escuadra de Manuel Fernández visita al Cáceres Femenino, al que puede dar alcance en la tabla, mientras para las pupilas de Manu Agudo el reto es superlativo, ya que se miden al líder Santa Teresa.

 

Cáceres-Pozoalbense (Campos de Manuel Sánchez Delgado, sábado, 16:00 horas)

El equipo de Los Pedroches buscará un buen resultado, a ser posible una victoria que le aleje de la zona de descenso y que le permitiría dar caza a su rival, en su visita a Cáceres, uno de los equipos con los que coincidió ya la pasada temporada. Todo ello tras el empate de la pasada jornada contra el Alhama, un duelo en el que según Manuel Fernández “el equipo estuvo muy bien y se tuvo que llevar el partido, pero hay cosas impropias que no se pueden hacer”.

Fernández es de la opinión de que “más que intensidad tenemos que estar concentradas porque hay fallos que nos cuestan los partidos”, algo a corregir ante un Cáceres que “está haciendo las cosas muy bien”. “Es un equipo muy importante que en casa da poco margen de error, ya que sólo dos equipos le han sobrepasado, el Málaga y el Santa Teresa. El resto de partidos los ha sacado con más de dos goles de diferencia”.

A su juicio, el rival “tiene una plantilla muy competitiva”, tanto como para afirmar que de ellas “me preocupa todo”. “Tanto las titulares como las suplentes están preparadas para poder competir. Es un equipo para tener en cuenta y tendremos que afrontar un partido de mucha intensidad porque es importante para nosotros conseguir los tres puntos”, dijo.

El adiestrador prevé “un partido raro”, ya que “va a llover y el Cáceres sabe de la importancia del partido, aunque nosotras también”. Espera que “se puede decantar en cualquier jugada”, de hecho.

Desde su punto de vista “el equipo, aparte de las adversidades, llega en un buen momento de forma” al duelo. “Rocío nos está ayudando bastante y Gisele nos puede aportar muchísimo. Quizá esté rozando una de las mejores semanas en cuanto al trabajo y número de jugadoras, porque aunque venimos trabajando en general muy bien es cierto que hemos tenido un número muy corto y ha sido complicado”.

Con Natalia Montilla arrastrando una pequeña sobrecarga en el cuádriceps y y Jordan una pequeña fractura en un dedo del pie, en la lista hay hasta 17 jugadoras para el partido, pendiente de la joven Pedrajas. “Estaba anunciado que pudiera jugar con nosotros, lleva dos semanas entrenando y posiblemente pueda estar, aunque arrastra molestias de la selección. Realmente no ha dejado prácticamente de entrenar con nosotros, aunque se fue a Villanueva porque creíamos que iba ser mejor, pero en el momento que hemos tenido falta de jugadoras ahí ha estado, porque además creemos que está creciendo como futbolista”.

 

Santa Teresa-Córdoba Femenino (El Vivero, domingo, 12:00 horas)

Difícil duelo el que afronta el conjunto cordobesista en Badajoz, ante el líder de la liga, al que ve a seis puntos de distancia. Un equipo con pasado en la Liga Iberdrola y que asume el rol de en un choque a priori a pocos goles, porque se miden los dos equipos que comparten el segundo puesto en cuando a los que menos encajan.

Manu Agudo quiso huir en principio de sentimentalismos, en el duelo ante un club del que formó parte en el pasado. “Es especial porque jugamos en Extremadura, mi tierra, pero por lo demás para mí es un partido normal. Yo suelo ser una persona en estos casos muy fría en tema de partidos, sentimientos y demás. Y hemos preparado el partido como si fuera cualquier otro, con la misma ilusión, con las mismas ganas”, esgrimió. Pese a ello, Agudo admitió luego que “mi familia, que siempre está en todos esos momentos, mis amigos y la gente que me quiere estarán allí y por ellos y por todos vamos a hacer un partido bastante bonito”.

El entrenador, que en las últimas ruedas de prensa está hablando con el corazón, en la mano, está empapándose de cordobesismo, sobre todo tras todo “lo que pude vivir el partido aquí en casa el otro día contra el Mérida, que también es un equipo extremeño, donde se me ponían los pelos de punta”. “Esto es algo precioso y está siendo una experiencia brutal para mí, el ver este amor por un club, estos colores, estas ganas de que salga todo adelante. Al final dentro de lo malo siempre te tienes que quedar con lo bueno, las personas inteligentes suelen hacer eso, y yo soy una persona súper afortunada de poder estar aquí, de poder compartir todos estos momentos, incluso las ruedas de prensa. Para mí está siendo una experiencia, estoy aprendiendo muchísimo y me estoy dando cuenta que el fútbol, más que dinero, son sentimientos, y eso se tiene que empezar a ganar y tiene que aparecer en este club porque la verdad que lo merecen los aficionados, lo merecen la gente que trabaja aquí”.

Agudo deseó que “muy pronto solamente se hable de fútbol y que, en lo que a mí me atañe, que el futbol femenino siga creciendo, porque cada vez viene mas gente a ver el futbol, y quiero que entre todos seamos esa familia”. “Es cierto que la semana pasada fue la más dura, pero en ésta hemos optado por volver otra vez a la senda de la positividad, de pensar en que todo se va a solucionar, en centrarnos en lo deportivo porque creo que es bueno para todas las jugadoras de manera individual. Si las cosas van mal, mientras mejor lo hagamos, mejor para todos; si las cosas van bien, continuaremos. Pero si bajamos los brazos y luego se arreglan las cosas pues podemos perder la senda de la clasificación y eso es algo que nos puede perjudicar a todos”, argumentó.

El entrenador está convencido de que hay que “mirar hacia delante, seguir disfrutando y seguir soñando, porque nada ni nadie nos va a quitar el sueño de esta temporada de disfrutar y de hacer lo que más queremos que es jugar al futbol”. A partir de ahí “vamos a seguir luchando, representando este escudo y estos colores por todas las ciudades con honradez y con orgullo, y vamos a disfrutar”. “A Badajoz vamos a disfrutar, a hacer nuestro fútbol y a traernos los tres puntos”, avisó.

Y eso que “sabemos que es un equipo muy difícil, porque van primeras y compiten muy bien”. “Ellas son las que están obligadas a ganar por presupuesto, por objetivos y demás. Pero nosotros ahora mismo somos un equipo que logra que cualquier equipo que juegue contra nosotras seguramente tengan cierto nerviosismo por los números que estamos generando en la primera vuelta. Ellas son las favoritas y nosotros un equipo que compite genial, así que vamos a ir allí sin presión y vamos a intentar traernos el partido”, insistió.

Valoró Agudo el tema de su defensa, que ha demostrado que lo de Granada y aquel 3-0 fue una excepción. “Somos uno de los equipos menos goleados, ya que en un partido nos metieron tres goles, o sea, que tenemos ocho en contra y separando ése tendríamos cinco en el resto. Else partido del Granada fue un poco raro, porque fueron fallos nuestros más que aciertos de ellas. Sabemos que para puntuar allí en Santa Teresa tenemos que hacer un partido prácticamente perfecto en lo defensivo, con mucha concentración, si es que se puede hacer. Los números que estamos teniendo esta temporada dicen que no estamos metiendo muchos goles, pero los estamos rentabilizando genial”.

Por tanto, en El Vivero “vamos a hacer nuestro partido”. “Defensivamente vamos a intentar tener la portería a cero, porque nos hará tener mas opciones de poder ganar ese partido o poder puntuar. Es verdad que es un campo bastante complicado, con un equipo que sabe a que juega. No es un equipo como el del Málaga, que toca el balón, que llega, pero sabe competir, que quizás en esta liga es lo que le está haciendo llegar arriba. En el partido del Málaga le dejamos el balón y uvieron creo un 70%, pero a la hora de tiros a puerta teníamos los mismos, incluso nosotros un poquito por encima de ellas. Al final es táctica o estrategias”.

Desde su óptica Santa Teresa “es un equipo que no quiere el balón, que juega en largo, que mete muchos centros laterales y que están atentas a la segunda jugada”. “Tienen dos jugadoras que marcan la diferencia, así lo requiere su salario, en el momento que te descuides. Pero nosotros somos un equipo que defendemos muy bien y a partir de ahí tenemos mucho talento arriba. Sabemos cómo juegan ellas, ellas sabrán cómo jugamos nosotros y a partir de ahí va a ser un partido muy interesante”, dijo.

Por segunda semana consecutiva, el equipo tiene a todas las jugadoras disponibles, por lo que el nivel en los entrenamientos está creciendo y la competitividad está siendo muy buena. “Ayer mismo muchas veces tenía que parar el entrenamiento porque nos pasábamos hasta de intensidad. Todas quieren jugar, todas quieren participar. Sólo necesitamos un poquito de estabilidad institucional para seguir creciendo y poder hacer una temporada soñada, que es lo que estamos haciendo. En el momento en el que se estabilice todo podremos rendir mucho mejor, incluso a lo mejor en el mercado de invierno podremos tener algún fichaje en alguna posición concreta. De momento estoy contento con la semana, con las jugadoras y lo que digo siempre, confianza máxima. Las que jueguen, las que van convocadas, las que se queden sin jugar, y las que no, son parte del equipo”.

 

El resto de la jornada

En cuanto a los otros encuentros de este fin de semana, hay dos más en sábado, el Levante UD B-Málaga (12:00) y el Granadilla Tenerife B-Valencia Féminas B (13:00). Para el domingo quedan Fundación Albacete-Granada (12:00), Femarguín-Tacuense y Juan Grande-Villarreal (13:00) y Alhama-Collerense (16:00).

Loading...

Deja un comentario