Gab Fishing: la nueva etapa de una tienda de pesca señera en Córdoba

Alejandro Bea dio el paso al frente en este complejo 2020 de mantener la tradición de un negocio de más de cuatro décadas y pionero que puso en marcha el exjugador del Córdoba Manolo Álvarez, con el sentir de ser "no sólo un negocio, sino una escuela" para una disciplina en la que tocan "todas las áreas"

La segunda entrega de nuestro serial de apoyo al comercio de cercanía cordobés, en relación con el deporte, se detiene esta vez en Gab Fishing, una tienda señera en el mundo de la pesca en Córdoba y con una larga tradición de atención al cliente sita en la calle Compositor Serrano Lucena, junto al restaurante Choco, en el emblemático barrio de La Fuensanta. Un comercio que desde enero de 2020 regenta Alejandro Bea, tras la jubilación de Manolo Álvarez, el que fuera jugador del Córdoba CF en la década de los 70 y principios de los 80 en Segunda y Segunda B.

“Empecé a trabajar aquí con 14 o 15 años, por lo que llevo ya 21 años en la empresa. Mi jefe era Manolo Álvarez y cuando él se jubiló, el 20 de enero, me quedé al frente“, relata Bea, que cuenta la larga tradición del establecimiento. “Esta tienda tiene unos 45 años. Como Manolo era jugador del Córdoba, se abrió como tienda de deportes, Deportes Álvarez. Vendía ropa deportiva, balones y demás, pero empezó a meter pesca, porque él era aficionado, aunque su trabajo fuera el fútbol. Fue la primera tienda de pesca junto a otra en la ciudad, no había otras. Era finales de los 70”.

Ya como negocio de pesca en exclusiva fue variando su denominación hasta la actual de Gab Fishing, con la que “intentamos tocar todos los palos, porque la pesca abarca muchísimas áreas, desde depredadores, ciprínidos, algo de mar y demás, y no nos quedamos en una sola sección”. “Intento abarcar todo lo que pueda para ofrecer más género y dar más posibilidades al cliente en cuanto a materiales”.

Pese a sus muchos años, Bea está a disposición tanto del pescador experto como del que quiera iniciarse. “Yo soy pescador desde chiquito, cuando tenía 5 años. Pesco en todas las modalidades y me gusta enseñar a la gente. Si viene una persona y quiere gastarse 8 euros en una caña, yo le voy a indicar cómo empezar y cómo se tiene que iniciar, igual que atiendo al profesional que lleva mucho tiempo o al que compite. Aquí hay sitio para todas las categorías y precios, aunque la pesca no es cara en sí, es según como cada uno se lo quiera montar”.

Gab Fishing intenta dar ese cariño en un mercado con competencia, como en todos. “En Córdoba hay bastantes tiempos, porque para el tema de la pesca en Córdoba somos privilegiados. En 100 kilómetros a la redonda tenemos muchísimos embalses y por las temperaturas que tenemos la pesca prolifera bastante. Hay competencia, pero cada una tiene su núcleo de clientes. Estamos las de toda la vida y algunas que van abriendo o cerrando”.

La competencia de la venta por internet…y una pandemia

Lo que sí afecta al pequeño comercio son “la venta por internet o las grandes superficies”, porque “tiran los precios”. “El libre mercado tiene cosas positivas, el tener acceso a todo, pero también negativas, que los precios no se respetan. Un problema que no tenemos nosotros, sino todos los comercios. Se intenta estipular un precio para que todo el mundo pueda medio vivir, pero en varias páginas web o grandes superficies no se respetan y estiran el chicle. Su política de venta es que cuanto más vendas mejor aunque sea con márgenes pequeños y eso hace daño“, lamenta.

Curiosamente, a Bea se le ha añadido a este asunto el que ha marcado todo este 2020, la pandemia, aunque a ese respecto no se puede “quejar”. “La pesca, como otro tipo de deportes al aire libre, han sido beneficiados entre comillas. La gente quería salir de la ciudad. Es como el ciclismo. Tengo clientes con tiendas de bicicletas y han tenido mucho trabajo porque con la pandemia y tras dos meses encerrados la gente ha vuelto. En mi caso gente que llevaba 10 años sin pescar ha empezado de nuevo. Querían ir al campo y ejercer su hobby de toda la vida. Se ha reactivado la afición y la pesca no lo ha pasado mal salvo los dos meses cerrados, obviamente”, argumenta.

Eso sí, han afectado “las restricciones de municipios, lógicamente, porque el cliente de Fernán Núñez no viene a comprarme porque no puede, aunque tampoco puede ir a pescar porque no tiene un embalse cerca”. “En Córdoba la suerte es que tenemos Navallanas, el paso del río o Las Jaras, con los que pese al confinamiento hemos salido adelante. En lo económico más o menos podemos tocar madera ahora mismo, no sé el año que viene”, incide.

“ No sólo quiero vender, sino que la gente aprenda ”

Así que con total operatividad pese a estos difíciles tiempos, en La Fuensanta, en la placita con aparcamientos antes de llegar a la Plaza de la Juventud, Alejandro Bea y toda su experiencia, pese a su juventud, os esperan si sois amantes de la naturaleza y de la pesca. “A todos los que quieran empezar les enseñamos, porque yo no sólo quiero vender, sino que la gente aprenda. No lo veo como un negocio sólo, sino una escuela de pesca. Estoy para ayudarles“.

Etiquetas

comercio cordoba | Comercio de cercanía | Gab fishing | home14 | pesca |

Deja un comentario