Iago Bouzón, Bernardo Cruz y el Córdoba CF

El excordobesista es el nuevo agente del futbolista, de cuyo descarte aún no tiene noticias del club más allá de la comunicación que la dirección deportiva hizo al defensa cordobés, al que le gustaría seguir

Bernardo Cruz, en el que pudo ser su último entrenamiento con el Córdoba, bromeando con los compañeros con los guantes de portero enfundados.

Bernardo Cruz, en el que pudo ser su último entrenamiento con el Córdoba, bromeando con los compañeros con los guantes de portero enfundados.

La dirección deportiva del Córdoba CF liderada por Juan Gutiérrez ‘Juanito’ y Raúl Cámara comunicó personalmente la pasada semana a cada futbolista con contrato en vigor y que no entra en los planes del plantel a confeccionar para la Primera RFEF las razones deportivas de sus descartes técnicos. Uno a uno fueron pasando por el despacho de Juanito Omar Perdomo, Toni Arranz, Luismi Redondo y Bernardo Cruz. Con todo, varios de sus agentes aún no conocen la noticia oficialmente, y entre ellos está el caso del zaguero cordobés. Precisamente el menor de los hermanos Cruz cambiaba de agente recientemente, ya que desde hace menos de un mes sus derechos los representa IG Dreams Sport Management, o lo que es lo mismo, el excordobesista Iago Bouzón. Puestos en contacto con el gallego, éste confirmó a Cordobadeporte que no tiene noticias de la entidad blanquiverde, por lo que Bernardo “tiene contrato en vigor con el club de su tierra”.

De manera que la postura de Bouzón con Bernardo pasa por esperar una llamada de la dirección deportiva blanquiverde, mientras que ésta no se produzca la idea sería cumplir el contrato, máxime porque ese es el deseo del futbolista. Con todo, esa llamada llegará tarde o temprano.

El contrato original

Otra cuestión es cómo se desarrollará la negociación de su futuro, después de que este martes Juanito desvelara que sobre el año de contrato que le resta no se contemplan sus honorarios en Primera RFEF. La razón es bien lógica, cuando Bernardo Cruz fichó en agosto de 2020 por el Córdoba nadie podía pensar en la caída a Segunda RFEF, porque todos los planteamientos eran ascender a Segunda A, y como mínimo quedarse en la nueva Primera RFEF, porque aquel cataclismo posterior era impensable. Sin embargo su contrató sí contemplaba unas cantidades para la Segunda RFEF, que extrañamente no se plasmaron para volver a Primera RFEF.
Además en aquel verano Bernardo, con 27 años, apostó por regresar al club de su vida tras jugar las cuatro anteriores en el fútbol profesional. Bajó de categoría, lo que además de un aspecto deportivo también llevaba intrísicamente otro económico. Posteriormente llegó el descenso a Segunda RFEF y el futbolista mostró su responsabilidad quedándose en la cuarta categoría por el club. Ése era su compromiso, ayudar a salir del barro. Se consiguió, aunque en su caso personal con menos minutos (1.038) de los esperados. Precisamente ese rol de poco protagonismo es lo que lleva al club a su descarte.

Los antecedentes

Ahora, con el proyecto ya puesto de nuevo en viabilidad, es lógico que el entorno de futbolista se sienta dolido y triste. Fundamentalmente por su implicación en el pasado cuando decidió fichar, entonces fue el único futbolista que el club presentó por separado al resto de fichajes. Posteriormente la mostró en sus dos temporadas desde el primer día que regresó a su casa y que no olvidará con aquella ronda de saludos por la Ciudad Deportiva. El pasado lunes pudo completar su último entrenamiento en la instalación del Camino de Carbonell, donde fue el alma de la despedida oficiando de portero. Si acaba saliendo no le faltarán novias, como al resto de descartados, casi todos pretendidos por el Recreativo de Huelva.

Etiquetas

bajas | Bernardo | CCF | Córdoba CF | Fichajes | Primera RFEF |

Deja una respuesta