La cuenta atrás del Poli de la Juventud arrancó casi dos décadas después

La demolición supondrá 48 días de trabajo iniciados con expectación, pero sin poder retirar sus míticas esculturas para evitar su rotura | Una piscina y un pabellón cubierto de unas 1.500 plazas, entre los planes de futuro | "Hoy es un día feliz para Córdoba y el barrio del Sector Sur, porque había mucha gente que no se creía que podía llegar"

Con un presupuesto de 72.053,33 euros (IVA incluido) iba a arrancar este lunes a las 10.00 horas la demolición del mítico Poli de la Juventud. Casi dos décadas después de su cierre en 2001, a primera hora de la mañana estaba prevista la retirada de las cuatro de las cinco esculturas deportivas que quedaban  custodiando el pabellón, sin embargo no fue así, porque pese al importante número de operarios presentes, a la hora de la verdad distintas cuestiones técnicas impidieron ejecutar su labor de desmontaje ante el riesgo de rotura de las mismas debido al sistema de anclaje con el que cuentan.

Las icónicas figuras representativas de diversos deportes serán repuestas en el futuro polideportivo que se ejecutará en el mismo solar, pero de entrada y ante la posibilidad de que alguna de las obras realizadas por el escultor Luis Aguilera Bernier pudieran sufrir algún deterioro, se optó por retrasar las acciones de retirada para acometerla a lo largo del día con una elevadora móvil. Cuando se hagan serán custodiadas en las dependencias del Instituto Municipal de Deportes (IMDECO).

De esta forma el primero de los 48 días fijados para el adiós definitivo del Poli se vio alterado, aunque éste será historia para principios de diciembre con toda seguridad, dejando un solar de 2.746 metros cuadrados. Allí el nuevo presidente del IMDECO, Manuel Torrejimeno, tiene en su cabeza la construcción de una doble área deportiva, por un lado “un pabellón de unas 1.500 plazas que hace mucha falta para la ciudad”, así como la “demandada piscina” para la barriada del Sector Sur. Una lámina de agua que iría en una segunda planta subterránea.

El presidente del IMDECO, Manuel Torrejimeno, y su gerente María Luis Gómez presentes durante el momento más esperado

El presidente del IMDECO, Manuel Torrejimeno, y su gerente. María Luis Gómez, presentes durante el momento más esperado ante la fachada del Poli de la Juventud

El concejal de Ciudadanos apuntó que la parcela “tiene muchas posibilidades”, y no se cerró “a escuchar a los vecinos del barrio”, porque “nos reuniremos con todas las partes para llegar a un acuerdo” . El gobierno saliente anunció en 2017 la citada demolición para el primer trimestre del año 2018, sin embargo ésta nunca llegó hasta ahora, pese a la anécdota del comentado retraso técnico. Entre los varios vecinos que se personaron para ver el momento estuvo presente, aunque en un segundo plano, el anterior presidente del IMDECO, Antonio Rojas.

“Hoy es un día feliz para Córdoba y el barrio del Sector Sur, porque había mucha gente que no se creía que podía empezar la demolición”, añadió Torrejimeno, que se mostró optimista “en tener pronto los proyectos para que el año que viene se pueda acometer la nueva obra”.

Antonio Rojas, ex-presidente del IMDECO, observando los trabajos de los operarios

Antonio Rojas, ex-presidente del IMDECO, observando los trabajos de los operarios que actuaron sobre las esculturas del Poli de la Juventud

Etiquetas

demolición | Imdeco | Manuel Torrejimeno | Poli de la Juventud | Polideportivo |

Deja una respuesta