La persecución a Javi Lara se traslada a la grada de El Fontanar

Un aficionado le increpó a la llegada al entrenamiento calificándolo de "sinvergüenza", a la par que le pidió que diera "la cara", y el montoreño la dio al término del entrenamiento

Javi Lara gesticulando con el aficionado que le increpó

Javi Lara gesticulando con el aficionado que le increpó

Javi Lara tiene un problema. Nació en Montoro y como consecuencia es cordobés, lo que en esta ciudad es sinónimo de linchamiento público en cuanto algo no funcione. Eso volvió a salir a la palestra este martes desde la grada de El Fontanar, después de reproducirse en Granada camino del autocar a la salida de Los Cármenes. Tanto entonces como hoy el futbolista fue increpado por aficionados, este mediodía en concreto por uno solo, a la llegada del plantel a la instalación deportiva municipal. Desde la grada se oyeron distintas frases contra el grupo en general y en concreto para el centrocampista.

Como era de esperar, aún más de un cordobesista de los que siente los colores hasta desde la India, el montoreño se revolvió y citó al aficionado en la calle después del entrenamiento, dado que los desaires proferidos desde la grada fueron nada más entrar en la instalación municipal. Javi Lara tuvo que escuchar palabras como “sinvergüenza”, dentro de frases como “da la cara y corre más”. Algo que precisamente no deja de hacerlo, sobre todo dar la cara. Por eso, poco antes de pisar el verde se giró para ver quién le gritaba y le contestó diciéndole que él era otro sinvergüenza por atacarlo desde allí y de esa forma.

Por eso mismo, al término del entrenamiento se pudo ver al montoreño pararse con el aficionado en cuestión cara a cara (en la imagen), después de que otros, instantes antes, le dijeran “estamos contigo, Javi”. Se formó un remolino de aficionados y afortunadamente no pasó de las palabras, mientras Fernández y Valentín invitaban a Lara a subirse en el autocar. Pero éste no se arrugó y quiso departir con el individuo que le increpó, dejándole claro que “también tengo derecho a defenderme”, porque “no podéis hablarme así como si fuera un perro judío”. Tras desvelarse toda la conversación en este periódico, el aficionado en cuestión, a través de las redes sociales, aseguró decir que no le insultó, pero sinvergüenza es un insulto aunque pueda ignorarlo, y así llamó al cordobés ante muchos testigos presenciales, de ahí que éste le devolviera el calificativo, para a la conclusión del entrenamiento departir con éste cara a cara y no en una charla precisamente de amigos, que afortunadamente no pasó a mayores, como debía ser.

De esa forma Javi Lara dejaba claros los conceptos, porque los futbolistas antes son personas, con los mismos defectos, y virtudes, que los aficionados. Así empezó y acabó la mañana en la primera y última aparición pública de la plantilla en la semana, porque ya no habrá ninguna sesión abierta más a los aficionados, dado que el plantel, junto a Sandoval, prepararán el duelo decisivo ante la UD Almería con sesiones en las que se recuperará el viejo concepto ‘Alcatraz’.

Etiquetas

afición | Córdoba CF | Fontanar | Insultos | Javi Lara |

Deja un comentario