La piscina de La Fuensanta: sin agua, ni apertura ni concesión

Los vecinos de la barriada se manifestarán esta tarde ante la dejadez del IMDECO por el retraso acumulado en una instalación que cada año se abre a mediados de junio y que este verano podría irse a julio en el mejor de los casos

La imagen de abandono de las instalaciones de la piscina municipal de la Fuensanta

La imagen de abandono de las instalaciones de la piscina municipal de la Fuensanta

A tres días de que se oficialice el cambio de corporación municipal surge la penúltima negligencia del Instituto Municipal de Deportes de Córdoba (IMDECO). Al margen de la infinidad de facturas adeudas a proveedores por reparaciones en distintas instalaciones deportivas de la capital, así como a los clubes concesionarios y gestores de las salas de barrio, los vecinos de La Fuensanta claman al cielo por su piscina. Casa año la instalación suele tener su apertura a mediados de junio, es decir, tocaría este sábado, pero en estos momentos el estado del recinto habla por sí solo con las imágenes de abandono que ofrece.

No sólo su acceso se muestra decrépito por la falta de higiene y el crecimiento de los jaramagos, sino que en sí la concesión de la instalación de cara a este verano ni ha iniciado el proceso de licitación, por lo que su apertura si irá más allá de este 15 de junio, y lo que es peor, podría dejar a los vecinos sin piscina este verano de no mediar una ordenanza de urgencia por razones sociales.

Vista de la piscina de la Fuensanta sin agua y con el césped más que alto

Vista de la piscina de la Fuensanta sin agua y con el césped más que alto

De entrada la piscina tampoco tiene agua como se puede observar en las imágenes, al tiempo que su césped natural no se corta desde hace días, de ahí que con el sistema de riego automático este crece por semanas.

Por todo ello, la Asociación de vecinos de la barriada se manifestará esta tarde a partir de las 20.00 horas con el objetivo de encontrar alguna respuesta y de cara a que la nueva corporación entrante conozca la situación. Un extremo éste que también se repite en la otra piscina municipal de la capital, la de la calle Marbella anexa igualmente a la instalación deportiva que gestiona la UD Sur.

Su caso es similar al de Adesal, dado que después de que el IMDECO decidiera cambiar el tipo de gestión de las salas de barrio en 2018, separó la concesión de ambas piscinas de la sala de barrio, de ahí que ahora se llegue a esta situación, en la que ni la UD Sur ni Adesal tienen responsabilidad, aunque ellos son los primeros interesados en dar servicios a los vecinos de ambas barriadas. De cualquier forma, en ambos casos no perciben la asignación mensual del IMDECO acordada por el convenio suscrito a principios de años, alrededor de unos 14.000 euros mensuales en el caso de Adesal desde febrero, por lo que la situación empieza a ser crítica de cara al abono de los sueldos de los empleados de cada club.  Un panorama que igualmente se reproduce en otros clubes y salas como Fátima, Naranjo, Valdeolleros y Guadalquivir, con el consiguiente perjuicio para sus gestores, concretamente Apademar, Adeba y Adecor, respectivamente.

De manera que esta es la penúltima negligencia atribuible a los gestores del IMDECO a tres días de su marcha, una complicada papeleta que tendrán que resolver la corporación entrante.

El llamamiento a la movilización realizado por la Asociación de Vecinos de la Fuensanta

El llamamiento a la movilización realizado por la Asociación de Vecinos de la Fuensanta

Loading...

Deja un comentario