Las curiosas analogías del arranque blanquiverde con el del pasado ejercicio

El Córdoba 2020-21, que incluso empeora el inicio de la 2019-20, con un punto menos en las cinco primeras jornadas, también vivió el pinchar en casa con un aspirante al play-off, UCAM en un caso y Badajoz en otro, y tuvo al Sevilla Atlético como primer verdugo en la competición

Álex Robles con el cuero. Autor: Paco Jiménez

Álex Robles con el cuero. Autor: Paco Jiménez

Poco o nada tenía que ver este proyecto del Córdoba CF 2020-21 con el de la temporada pasada, o eso era lo que se defendía desde diversos puntos del cordobesismo semanas atrás. La seriedad en la gestión, la fortaleza económica y la potencia de las principales plantillas del club, además de los medios a disposición de todo el mundo, parecían augurar una campaña muy diferente a la caótica anterior, cuyas vicisitudes aún se arrastran en ésta.

Sin embargo, si se toma algo de perspectiva, las analogías ahora mismo en las últimas semanas previas a la temporada y tras las primeras jornadas son más que curiosas. Más allá de la incertidumbre sobre la posibilidad de competir, por diversas razones, que se vivieron en ambos veranos -esta vez casi hasta llegar al otoño-, y del tener que apurar al máximo para cerrar la plantilla y hacerlo dejando algunas dudas, confirmadas ya, los datos deportivos también son más que parecidos.

Es más, aunque es un consenso bastante establecido que esta plantilla está mucho más equilibrada y con más riqueza en diversas posiciones que la anterior, los fríos datos dicen que empeora el comienzo de la temporada pasada tras las cinco primeras jornadas. Entonces había sumado 9 puntos de 15 y esta vez, tras la derrota frente al Sevilla Atlético, está en 8 de 15. Si gana en Linares, en cambio, iría mejor, porque el Córdoba 2019-20 perdió su primer encuentro en esa sexta fecha.

Y sí, como seguramente recuerdan, también fue el Sevilla Atlético, igualmente pleno de juventud y tras un arranque discreto, el primer verdugo cordobesista, en un partido que también acabó 2-1 pero que fue en la Ciudad Deportiva sevillista. Aquel partido llegó tras otro tinte similar: un pinchazo en casa contra el primer igual, o aspirante al play-off con el que se midió el equipo. Aquella vez fue con Badajoz, y en este inicio esto ha pasado con el UCAM Murcia.

Hay que desear que de la mano de Juan Sabas el equipo reaccione en Linares y vuelva a ganar tras tres jornadas seguidas sin hacerlo, porque la enorme diferencia entre ambos ejercicios son los partidos de la primera fase de la competición, 18 sólo en este caso. Aunque haya que considerar, no por una exigencia del entorno sino porque es el sistema de competición, que todos estos puntos que ya se dejaron de ganar, 7 de 15, son dificultades añadidas para la segunda fase en la que sería un rotundo fracaso no figurar.

Loading...

Deja un comentario