Las primeras categorías del fútbol sala y del fútbol femenino serán profesionales

La RFEF cambia el carácter de cinco competiciones, que abandonan su estatus de deporte aficionado, lo que afectaría al Córdoba Patrimonio de la Humanidad, al Córdoba Femenino y al Pozoalbense | Presupuestos, condiciones de trabajo, licencias o salarios mínimos ganarán en rigor y seriedad

Manu Leal dando un pase en el partido contra el Levante. Autor: Javier Olivar

Manu Leal dando un pase en el partido contra el Levante. Autor: Javier Olivar

La Real Federación Española de Fútbol ha declarado competiciones profesionalizadas a cinco oficiales de ámbito estatal, como son la Primera y Segunda División del fútbol femenino, Primera y Segunda de fútbol sala masculino y Primera de fútbol sala femenino, en un paso más por avanzar en el desarrollo de estas disciplinas deportivas. Una decisión que atañe al Córdoba Patrimonio de la Humanidad, al Córdoba Femenino y al Pozoalbense.

Hasta el momento estas competiciones eran consideradas como de fútbol aficionado, pero la RFEF ha presentado una modificación de sus estatutos, aprobada por el Consejo Superior de Deportes, que permite establecer esta calificación para aquellas competiciones que reúnan condiciones materiales, económicas, profesionales y laborales que lo hagan aconsejable.

Este hecho, que el fútbol sala había solicitado hace unas semanas precisamente al CSD por parte de la LNFS, supondrá desde ahora la creación de Comités Profesionalizados, donde se integrarán todos los clubes que participan en las mismas y que tendrán autonomía para gestionar los distintos aspectos de estos deportes, dentro de los órganos de la Federación.

La calificación de competición profesionalizada supone que en las bases de la competición habrá una serie de requisitos sobre la profesionalidad de las y los futbolistas y otros participantes en la misma, como por ejemplo los técnicos. En estas normas se fijarán también las condiciones mínimas de carácter laboral que deberán reunir los participantes, como el presupuesto de los clubes, posible presupuesto mínimo para la plantilla con contrato de trabajo del primer equipo, número mínimo de licencias profesionales, salarios mínimos para competir o dedicación mínima de las y los jugadores profesionalizados.

La RFEF entiende que por las características sociolaborales de jugadores y jugadoras, por el volumen económico, por la existencia de contratos de trabajo y por ingresos mínimos de los clubes participantes deben pasar a ser competiciones profesionalizadas las cinco citadas, donde hay tres representantes cordobeses, además de otros varios profesionales en clubes de todo el territorio nacional.

Ahora se crearán, según ha aprobado la Comisión Delegada de la RFEF, tres Comités de Competición Profesionalizada distintos, uno para la Primera y Segunda División del fútbol femenino, otro para la Primera y Segunda División de fútbol sala y otro para la Primera del Fútbol Sala Femenino.

Loading...

Deja un comentario