Lo de Rafa López y el Córdoba Futsal, un caso de estudio

El cancerbero entró esta semana sin haber podido debutar siquiera en la lista de bajas de la entidad blanquiverde, la que le cerró el acceso a Primera cuando estaba en Mengíbar

Rafa López durante la sesión de esta mañana en el Guadalquivir

Rafa López durante la sesión de esta mañana en el Guadalquivir

Hay historias deportivas cuanto menos curiosas, porque las inseminen la mala suerte, el gafe o como quieran ustedes llamarle. Y una de ellas sin duda es ya la del buen cancerbero Rafa López y el Córdoba Futsal, ahora Patrimonio de la Humanidad.

López entró esta semana en la lista de bajas del club, lo que era hasta cierto punto lógico porque se trataba de una cesión y el jugador debía volver a su club de origen, el Jaén Paraíso Interior. Aunque en realidad deja claro que el club, que renovó a Nono Castro y a Cristian Ramos, éste pese a su grave lesión, es que tiene en mente otra opción diferente para completar la portería.

Y el jugador se va, a lo Jordi Tur en el Córdoba CF, sin llegar a debutar, aunque su caso es más terrible incluso, ya que llegó en la misma semana en la que la competición se detuvo para nunca reanudarse. En ese momento parecía venir para encontrar minutos de juego tras quedarse inédito en Jaén, ya que sólo estaba Gonzalo Puebla sano, pero no pudo ser.

Esta etapa esquiva, aunque haya por causa de fuerza mayor y no responsabilidad lógicamente del club, quedaría en anécdota si no fuera por el hecho de que el mismo Córdoba Futsal fue el equipo que se cruzó en los planes del jugador en el ejercicio 2018-19, cuando defendía los colores de Mengíbar. Los de Javi Garrido eran ligeramente favoritos en la final del play-off, pero una goleada en Vista Alegre (5-1) y el inolvidable tanto de Lolo Jarque en feudo jiennense (2-3) escribieron la historia.

López se tendrá que reincorporar ahora al Jaén, esperando que la próxima campaña le resulte más fructífera que ésta, con final tan inédito, que le ha tocado vivir.

Loading...

Deja un comentario