Lorca Deportiva: 8 años de vida…y ya sabe qué es ganar en El Arcángel

Fue el rival al que eliminó el Córdoba B de Carrión para ascender en 2016, aunque lo conseguiría más tarde, porque ya militó en Segunda en la 2017-18 | El goleador Carrasco, sancionado para el domingo, es su gran referente

Una imagen del último partido del Lorca, ante el Jove Español de San Vicente. Foto: Lorca Deportiva

Una imagen del último partido del Lorca, ante el Jove Español de San Vicente. Foto: Lorca Deportiva

El CF Lorca Deportiva es el primer rival del Córdoba CF esta temporada, en un enfrentamiento inédito para el cuadro cordobesista. Sin embargo, la joven entidad lorquina, fundada en julio de 2012, ya sabe lo que es ganar en El Arcángel, porque, como los buenos aficionados recordarán, fue el rival al que eliminó el Córdoba B de Luis Carrión para ascender en 2016. El 1-2 de la ida en Córdoba quedó en nada tras el 0-3 en el Artés Carrasco con doblete de Esteve Monterde y otra diana de Vera.

Lorca ha sido una ciudad futbolera de siempre, aunque perseguida por las desapariciones de entidades que quisieron llevar el nombre de la localidad por España. El Lorca Deportiva nació en 2012 porque en ese momento el referente que se quedaba en la localidad era el La Hoya Lorca, de la citada pedanía. Un club que luego se renombró como Lorca FC y que fue el que estuvo en Segunda compitiendo contra el Córdoba en la 2017-2018 (se recuerda aquella derrota en la ida y aquel duro encuentro de vuelta en plena remontada con Sandoval que decidió Juanjo Narváez).

Precisamente en aquella misma temporada, el Lorca Deportiva tuvo su primer paso por la Segunda B, a la que había ascendido en 2017. Una temporada que se había iniciado con un intento de fusión con La Hoya acabó con un salto de categoría, tras eliminar en la repesca al Jerez de los Caballeros y al Alcobendas, rehaciéndose así de caer en la ronda de campeones ante el Betis Deportivo. Pero esa temporada 2017-18, en cambio, fue aciaga, a pesar de que el equipo llegó a recortar en la segunda vuelta una distancia a la salvación de 11 puntos para quedarse cerca de salir de abajo, lo que al final no ocurrió. En abril, en un partido en Jumilla, se certificaba el regreso a Tercera.

Tras otro intento de ascenso en la 2018-19, en la que le eliminó el Unión Viera canario, el Lorca regresó a Segunda B en ese play-off exprés de la pasada temporada, completamente convulsa por la venta en verano a un grupo inversor fantasma que no pagaba a los jugadores, que llegaron a plantarse. La llegada del actual presidente, Hugo Issa, dio estabilidad desde diciembre a la entidad, que acabó como campeona del grupo murciano en la interrupción de la competición por el coronavirus. Sendos empates ante el Mazarrón (0-0) y el Atlético Pulpileño almeriense (1-1) le permitieron ascender.

El Lorca se planta en Segunda B con un plantel modesto, de 20 jugadores ahora mismo porque dejó libres dos de las fichas sub23 y donde el veterano central Ángel Robles (38 años) y su goleador y capitán Carrasco son quizá sus grandes referentes. Precisamente este último es baja para el partido, ya que recibió tres partidos de sanción por una tángana en el citado encuentro con el Pulpileño.

Cinco argentinos

La otra ausencia es, por una posible rotura del tendón de Aquiles, la de Nizzo, uno de los cinco jugadores argentinos que tiene el club por el origen de su presidente. Los otros son Baroni, Marconato, Legaz y Coyette. Nacho Pastor, un central sub23 del Elche Ilicitano, fue el último refuerzo de un equipo que tendrá en la ilusión del regreso a la categoría y el efecto sorpresa sus bazas en el singular inicio competitivo del domingo.

Loading...

Deja un comentario