Loreto: “El escudo del Córdoba CF siempre será especial para mí”

El actual entrenador del Real Murcia regresará el domingo a El Arcángel, donde la última vez que jugó fue precisamente con los pimentoneros en marzo 2002 con triunfo blanquiverde, pero se queda con su recuerdo final "en las Tendillas, que no pudo ser mejor, jamás lo olvidaré, fue brutal lo que conseguimos, aunque luego me tuve que ir al Cádiz" | El domingo ganará el que "mejor sepa manejar su ansiedad por sumar los puntos"

Loreto departiendo con Toril en su debut en el banquillo del Real Murcia.

Loreto departiendo con Toril en su debut en el banquillo del Real Murcia.

El domingo regresará a El Arcángel después de muchos años, concretamente casi veintiuno, porque la última vez que pisó su césped como futbolista fue el 17 de marzo de 2002, precisamente con el Real Murcia, en un partido en Segunda División que ganó el Córdoba CF por 2-1, un resultado que ya firmaría todo el cordobesimo, pero no José Luis Rodríguez Loreto. Aquel delantero sevillano que marcó una época entre la afición blanquiverde en dos etapas, pero sobre todo por los 15 tantos que logró en el curso 1998-99, la del penúltimo ascenso califal desde la Segunda B, el del ‘Cartagenazo’.

“Mi final no pudo ser mejor en las Tendillas. Fui muy feliz en Córdoba y vivir aquel ascenso en Cartagena tras varios años duros fue la mejor despedida. Ese día en las Tendidas me lleve un momento que jamás olvidaré”, subrayó Loreto en una entrevista concedida a Cordobadeporte.  Por todo ello “llegar a Córdoba es especial porque viví muchos años bonitos, luchando para conseguir un objetivo y cómo lo conseguimos fue brutal. La despedida fue increíble”. “Ahora me toca defender a otro equipo, pero ese escudo siempre será especial”.

Ahora, a sus 50 años recién cumplidos, volverá a la casa donde más goles marcó, aquellos 24 de la campaña 1993-94 en liga para llegar a la treintena sumados los de la Copa, cuando llegó a Córdoba con 22 años recién salido del Rel Betis, con el que había debutado en Primera con 19 años. En total hizo 60 dianas en 134 partidos en los que defendió la zamarra blanquiverde en las dos citadas etapas,  la segunda iniciada en verano de 1996-99 tras un año en blanco con el Zaragoza por la lesiones. Casualmente su última vez en el Reino fue como segundo entrenador de los maños, cuando formaba tándem con Víctor Fernández, pero “ahora será diferente”. Fue en la desesperante temporada del descenso, a cuatro jornadas del final, y con un resultado ya no tan agradable para el cordobesismo, un 0-3 que dejaría más que KO a los blanquiverdes de repetirse el domingo.

Volviendo a echar la mirada al pasado, Loreto volvió a destacar que se sintió “muy querido en Córdoba, y eso dice mucho de los feliz que fui”, de ahí que sabía que esta semana tenía que “atender todas las llamadas que recibiera, por mi sentimiento al Córdoba. Me sentía en la obligación de hacerlo por el cariño que le tengo a esa camiseta. Tenía que ser agradecido y cuando uno habla desde el corazón dice la verdad”.

De aquella época también se acuerda que el Córdoba CF estaba “mal económicamente”, de ahí que había acordado con el presidente que “si no subíamos la solución era el traspaso al Cádiz. Luego salió mal, y aunque no lo tenía firmado, como soy de palabra, lo cumplí”.

“Me fui orgulloso, después de pasar unos años bonitos y también de mucha lucha, tanto el primero con gente como Juan Luna Eslava, Emilio Vega, Carrasco, Ortega o después con Rafa Navarro, Clavero, Rafa Fernández. Incluso coincidí con Javi Moreno, que entonces era suplente mío”, recordó de aquel curso 1996-97 cuando ‘El Búfalo’ llegó cedido por el filial del Barça.

Tras poner fin a su carrera en Segunda B en 2005 jugando con el Cartagena, las casualidades del destino le llevaron a la ciudad de su mayor logro con el Córdoba, comenzó su etapa en los banquillos para estrenarse con el CD Ebro, continuar en la SD Ejea, actual equipo de Javi Moreno, otra casualidad con pasado blanquiverde, y llegar al CD Brea, su tercer club de la provincia de Zaragoza, lo que en 2018 le llevó a recibir la llamada de Víctor Fernández para ser su segundo.

José Luis Rodríguez Loreto junto a Víctor Fernández en un entrenamiento Del Real Zaragoza.

José Luis Rodríguez Loreto junto a Víctor Fernández en un entrenamiento Del Real Zaragoza.

“Iba primero con el Brea en Tercera, pero tenía que pegar el salto y en estos dos últimos años aprendí muchísimo con él, es uno de los entrenadores top de España”. Así que ya suma seis años en los banquillos, en los que reconoció que “alguna vez hubo conversaciones con Emilio Vega para ir al Córdoba, aunque no se llegó a un acuerdo definitivo”, fue en 2015 cuando el leonés afrontaba su segunda etapa como director deportivo blanquiverde y recibió el ofrecimiento del agente de Loreto, Xavi Aguado, aunque a la postre se fichó a José Luis Oltra por su trayectoria. Hasta ahora el destino le llevó a regresar a los banquillos de dos clubes en los que jugó, así que igual “en el futuro, nunca no se sabe lo que deparará”.

Tras pasar los dos últimos años en el Zaragoza, Loreto quería “seguir el camino en solitario”, de ahí que hace dos semanas fichara por el Real Murcia. “Ahora defiendo los colores de un equipo en el que también estuve tres años y medio y logré dos ascenso”, subrayó, concretamente uno a Segunda A en 2000 y otro a Primera en 2003. En la actualidad Murcia y Córdoba vuelven a sufrir la Segunda B, y el objetivo no puede ser otro que regresar al fútbol profesional, con más exigencias para los blanquiverdes que para los granas en estos momentos, por lo que auguró un partido “difícil mentalmente”.

Ambos equipos están en la “obligación de ganar por la necesidad de puntos, el Córdoba por su ansiedad  de verse fuera de los tres primeros”, y su Murcia porque “costó todo el año estar arriba y ahora hay que crecer”. Será la primera de las tres finales para ambos pero “sólo hay que mirar este partido”, aseguró Lorero, aunque su deseo es que “ojalá nos metamos los dos” en la fase para luchar por el ascenso. “Todo es posible, cuando acabe el partido habrá que ver los demás resultados y ver las opciones”.

Un joven Loreto festejando el ascenso de Cartagena 1999 junto al inolvidable Litri y Rafa Fernández.Un joven Loreto festejando el ascenso de Cartagena 1999 junto al inolvidable Litri y Rafa Fernández.

Un joven Loreto festejando el ascenso de Cartagena 1999 junto al inolvidable Litri y Rafa Fernández. Foto: Córdoba

“Nuestro objetivo es la Segunda B Pro, yendo partido a partido y lidiar con la incertidumbre, sin pensar en lo pasado ni más allá. Si lo conseguimos, luego lo que venga es un caramelo”, comentó en referencia a esa lucha por llegar más tarde a los play off, que para el Córdoba son más obligación que para el Murcia. Así que espera un partido “complicado” en el que será “clave manejar la necesidad” de ganar.

Loreto es consciente de que el domingo se enfrentan “a una plantilla poderosa y larga. Un equipo con mucha experiencia y gente también joven, con buenos delanteros, y que está hecho para quedar entre los dos primeros”, ante el que el Murcia tiene “que exprimir y explotar sus armas”. Un equipo el suyo que define como “alegre con balón y competitivo. Vamos, lo que queremos todos los entrenadores, pero sobre todo ganar, y en estos momentos aún más”.

Precisamente por esa necesidad Loreto recordó el partido de de la primera vuelta entre ambos, ya que “es el mejor ejemplo de lo que es el fútbol, en el que no sabes lo que te vas a encontrar. Entonces el Murcia mereció no perder, pero gana el que mete un gol y ese fue el Córdoba. Te quedas con que que bien jugué pero perdí otra vez”.

El regreso del público

Como entonces, volverá a haber público en las gradas, una circunstancia que valoró Loreto. “Los jugadores, tanto fuera como en casa, nos gusta que haya espectadores, yo siempre quería ambiente hostil fuera. Los equipos con solera como nosotros fueron los más perjudicados en estos meses sin aficionados en la grada”, así que haya público “ya será una buena señal de que todo vuelva a la normalidad. Sin afición el fútbol no tiene sentido, es aburrido, no tiene el punto de expectación”.

El Arcángel acogerá 400 espectadores, aunque esa tarde podría incrementarse esa cifra a los 800 si se pasa al nivel 2 de alerta en la capital cordobesa. De cualquier forma no se llegará ni de lejos a los aproximados 2.000 que podrán presenciar in situ dentro de una semana el derbi entre el Real Murcia y el UCAM.  “Me lo dijeron el otro día en el club, pero ni quiero pensar en los 2000 ante el UCAM. Si volvemos con la alegría de ganar al Córdoba, bien, pero en el fútbol es mejor no anticiparse, hacer cuentas nunca salen”, añadió para finalizar un Loreto que no quiso entrar en los diferentes criterios de aforos de unas Comunidades Autónomas a otras. Su foco lo tiene centrado en su regreso a El Arcángel donde vivirá un día especial en lo sentimental y con el añadido de la necesidad de puntuar para que el Murcia siga vivo en la lucha por la tercera plaza.

Etiquetas

CCF | Córdoba CF | El Arcángel | entrenador | home8 | Loreto | Real Murcia | Segunda B |

Deja un comentario