Los innumerables frentes de Jesús León

Los impagos, la deuda real del club, las cuitas con González y Oliver, su futuro o el proyecto deportivo, además de todo lo sucedido este año, grandes cuestiones que se verá obligado a tratar el montoreño

Jesús León apareciendo por el acceso de Fondo Norte de El Arcángel al césped. Autor

Jesús León apareciendo por el acceso de Fondo Norte de El Arcángel al césped. Autor: Córdoba CF

Con alta expectación, sin que el transcurso de las horas hasta la misma impida que el club siga generando ruido hacia el exterior -ahí están los despidos de trabajadores de hoy-, llegará este miércoles la comparecencia de Jesús León, la primera en meses y fuertemente demandada desde todos los estamentos del cordobesismo desde hace semanas. Tiene de pinta de batir récords de duración, porque los temas sobre los que arrojar luz -o intentarlo- son innumerables, con varios grandes bloques que acometer. En Cordobadeporte hemos recopilado algunos de ellos.

 

1.- Los impagos y el recelo ante un descenso administrativo

Por empezar por algún sitio, y en cuanto a orden de prioridad en importancia para el futuro del club, un apartado importante estará en el asunto de los impagos vividos por jugadores y empleados del club. León deberá aclarar cómo se ha conseguido el dinero y por qué no hubo un plan alternativo, y sobre todo, si no hay riesgo de que vuelvan a producirse hasta el final de temporada. También si existen ya denuncias de exjugadores y extécnicos que pudieran provocar un descenso administrativo en caso de no abonarse antes del próximo 28 de junio.

2.- Último pago a González y guerra abierta con el expropietario

El siguiente punto a resolver es de dónde van a salir los 4,5 millones que debe abonar Aglomerados Córdoba a Azaveco para culminar la venta de las acciones de la SAD, además de la situación de esas denuncias cruzadas entre ambos que han estado sobre la mesa en las últimas semanas. Porque mientras no supere ese agujero negro poco o nada de lo que pueda exponer tendrá sentido, aunque queden semanas hasta el 31 de julio.

3.- Balance de la temporada en lo deportivo

Aunque a este respecto poco se puede arreglar ya, tocará saber qué grado de culpabilidad o responsabilidad asume el mandatario en el descenso de categoría del Córdoba a Segunda B, o qué explicaciones o razones ofrece en su análisis de todo lo vivido esta campaña.

4.- Balance también en lo institucional, social y gestión general

Pero este ejercicio ha tenido mucho más que analizar, con una clara ruptura social con la afición y un daño permanente a la imagen de la entidad. Habrá que ver qué dice León ante ese amplio sector ya de la afición que le pide su marcha del Córdoba. Y cómo justifica algunos detalles de gestión, sobre todo a nivel económico-financiero con muchas sombras y pocas luces.

5.- Nueva venta del club

Precisamente a ese respecto también estará sobre la mesa qué plan de futuro tiene en cuanto a su continuidad en el Córdoba, porque la última declaración a ese respecto es que garantizaba su presencia hasta junio solamente. Y cada vez más rumores de ofertas para su marcha anidan en los mentideros cordobesistas.

6.- Deuda real de la entidad y suya con diferentes actores

Hace unas semanas el consejero Manolo Garrido sorprendió al defender la posibilidad de una deuda 0 del Córdoba en junio, algo complicado de sostener salvo que medie una gran venta de Andrés Martín. El montoreño tiene que dar datos de qué agujero admite ahora mismo en el Córdoba y cuál es la deuda que él mantiene con otros actores como Luis Oliver, porque las versiones son diametralmente opuestas.

7.- Plan deportivo para el año que viene

Tras aclarar todos estos puntos habrá que ver qué plan tiene León en cuanto a lo deportivo, sobre todo en cuanto a las figuras del director deportivo, el entrenador o el responsable de cantera, por citar alguno casos, además de un bosquejo de cómo puede ser la nueva plantilla.

8.- Proyecto en general

Además, también habrá que cuestionar al de Montoro sobre su plan más global para el club, sobre todo cómo pretende recuperar la comunión con una afición que ha dado la espalda a su gestión y que se encuentra hastiada y desencantada como nunca, sin más esperanza que su marcha cuanto antes de un Córdoba que siente cada vez menos propio.

Deja un comentario