Los primeros pasos de los administradores judiciales en el Córdoba

Francisco Estepa y Francisco Javier Bernabéu deben examinar las cuentas de la entidad y ver exactamente su deuda y los pagos a realizar a corto, medio y largo plazo, que tendrán que reflejar en un informe ante el juez pensando en una viabilidad que podría pasar por cobrar la ayuda al descenso y una drástica reducción de gastos | Pagar la deuda vencida del Concurso y al menos una nómina a los jugadores para ganar tiempo, lo más urgente

Pancarta que desplegaron los aficionados durante el partido ante el Villarrobledo

Pancarta que desplegaron los aficionados durante el partido ante el Villarrobledo. Autor: Paco Jiménez

Aunque ya estuvieron presentes en el campo este sábado, en el mismo día de su nombramiento como administradores judiciales del Córdoba, puede decirse que hoy arranca realmente la labor de Francisco Estepa y Francisco Javier Bernabéu al frente del club. Los dos tienen un encargo del juez que los ha nombrado, Antonio Rodríguez Moyano, titular del Juzgado de Instrucción 5 de Córdoba, y que es informarle de si se puede garantizar la viabilidad económica del club. O de la Sociedad Anónima Deportiva, que es lo que prima ahora a estos niveles.

El auto del juez en el que se determina la administración judicial del Córdoba marca a Estepa y Bernabéu la línea a seguir. Al final el punto de confluencia es claro, ver si el Córdoba puede sobrevivir. Es algo de lo que a priori no debería haber la más mínima duda, aunque para ello tuviera que acudirse a una situación parecida al inicio del Concurso de Acreedores en junio de 2011: una drástica reducción de gastos incluso para esta misma temporada, a costa incluso de la plantilla de jugadores.

En este sentido, hay que recordar que el gasto del Córdoba a ese respecto ha sido de unos 2,5 millones y que el ingreso más claro que le queda por percibir al Córdoba ahora mismo es la ayuda al descenso de LaLiga, por valor de 1,8 millones en varios pagos. Ese dinero está parado por la reclamación por proceso cambiario de Bitton Sport, pero que en esta situación parece obvio que debe pasar a ser un acreedor más del club, con el mismo carácter que el resto. Por no hablar de que reiteradamente su voz cantante ha hablado de que cuando saliera León se levantaría el embargo, algo que ahora se verá si era un brindis al sol porque la intención real era volver a controlar el Córdoba o no. También habrá que ver si eso es viable legalmente o a cambio de qué se hace.

El juez quiere conocer de Estepa y Bernabéu un minucioso análisis de la situación financiera del club. Tendrán que ver las cuentas anuales de la SAD, que teóricamente deberían estar actualizadas a 30 de septiembre, momento en que los auditores realizan su informe de cara a las clásicas Juntas de Accionistas de diciembre o enero. También hay que ver exactamente las deudas que tiene el Córdoba y específicamente las agobiantes, las exigibles a más corto plazo. Tendrán que pensar en planes de actuación para aplazar pagos llegando a acuerdos.

Algunas de estas situaciones ya están en la vía judicial, por lo que se necesitará un listado de los procedimientos judiciales en los que esté inmerso el Córdoba. Curiosamente esta información en principio debe ofrecérsela a Estepa y Bernabéu Rodríguez Zarza, que es el responsable jurídico del club y el que está batallando ahí los últimos meses. De ello también puede depender qué diga finalmente el informe de los administradores de si ven viabilidad a la empresa.

A priori, en el caso de poder disponer por ejemplo del primer pago de la ayuda al descenso levantando ese embargo preventivo de Bitton, y siempre que se alcanzara algún acuerdo con Hacienda y Seguridad Social, parece que los pagos más urgentes son dos: abonar la deuda vencida del Concurso de Acreedores que ha admitido el club, 330.000 euros, y al menos una nómina a trabajadores y jugadores, porque si se alcanza el 10 de diciembre sin pagar a los futbolistas es seguro que alguno activará el procedimiento para dejar el Córdoba por impago de tres mensualidades.

Loading...

Deja un comentario