Manu Leal: “Era injusto no sacar nada de Zaragoza”

El capitán valoró el gran trabajo del Córdoba Patrimonio y esa baza del portero-jugador: "Ellos conocían todas nuestras jugadas, porque el entrenador se las iba diciendo, pero por suerte lo tenemos muy buen trabajado y tenemos muchas variantes"

Manu Leal, abajo a la derecha, en la forma de formación del equipo en Zaragoza

Manu Leal, abajo a la derecha, en la forma de formación del equipo en Zaragoza

Manu Leal, capitán del Córdoba Patrimonio de la Humanidad, hizo una “buena” valoración del punto logrado en Zaragoza. “En la primera parte estuvimos a buen nivel. Tuvimos nuestras ocasiones y ellos las suyas, hay que decirlo. En la segunda nos adelantamos y fue una lástima que nos empataran pronto, porque si con el 0-1 hubieran pasado malos minutos, con el nerviosismo que arrastraban y su necesidad de victoria, podríamos haber sacado algo más. Luego el final del partido nos dio ese punto que es fruto del trabajo semanal con el portero-jugador”, resumió.

El Córdoba impidió con ese empate que el rival se le acercara en la tabla, además con un partido menos jugado. “No es ya que te lleves un puntito, sino los dos ellos dejan de sumar. Ahí vamos a estar muchos equipos, la liga es muy competida y cualquiera te pone las cosas difíciles. Va a haber varios luchando por evitar el descenso”.

El jugador valoró el buen momento de su compañero Cristian Ramos bajo palos. “Somos una gran plantilla y cada uno pone su granito de arena. Cristian está en un momento fenomenal de forma y es bueno tener a un portero en Primera que te saca de tantas. En el fútbol sala hay muchísimas ocasiones y como vemos también en Vista Alegre todos los porteros suman. Cristian nos da muchísimo en esos momentos en que estamos pasándolo mal”.

Manu fue el que rompió un partido que hasta entonces estaba con 0-0 con un pase-chut a Pablo del Moral que significó el 0-1 y que se rompieran todas las hostilidades. “Los compañeros me conocen y saben que cuando llego a línea de fondo busco un chut al segundo palo, algo que en fútbol sala se busca mucho, y por suerte Pablo me ha leído bien la jugada. Era un pase porque no iba a portería y él la metió para ponernos por delante”.

Por desgracia, luego llegaron hasta tres goles de los maños. “Tenemos que trabajar eso. Cuando te pones por delante llega un momento importante del partido para poder llevártelo. Tienes que saber estar, esa renta tenerla y jugar con el nerviosismo del equipo contrario. Nos empataron pronto, aunque una vez más los árbitros nos pusieron con cinco faltas muy rápido, lo que te condiciona a la hora de defender”, dijo. “El primero fue de una falta inexistente, aunque ése es el trabajo de los árbitros”.

La fe en el juego de cinco

Aunque el portero-jugador dio beneficios, el equipo tuvo que levantarse de recibir en una de las primeras acciones el 3-1 así. “Es complicado, porque te meten ese 3-1 y quedaban dos o tres minutos. Parecía que se iba el partido y con el gran trabajo que habíamos hecho era una pena. Era injusto no sacar nada de Zaragoza. Nosotros confíamos mucho en esa faceta, que nos da mucho, y tuvimos la suerte de que hubo dos o tres jugadas, porque aparte de los goles hubo alguna más. Curiosamente ellos conocían todas nuestras jugadas, porque el entrenador se las iba diciendo, pero por suerte lo tenemos muy buen trabajado y tenemos muchas variantes en una misma jugada. Gracias a Dios sacamos muchos puntos así”.

Tras el descanso de la siguiente semana llegarán partidos complicados, como Jaén. “Hay que pelear cada semana. Sabíamos que Zaragoza iba a ser una cancha complicada, porque es un equipo ilustre de la Primera División. Iremos a Jaén y habrá que trabajar estas semanas. La salvación pasa por casa, porque si vamos sumando fuera y en Vista Alegre estamos fuertes este equipo no sólo se va a salvar sino que va a estar ahí”.

Deja un comentario