Marcos Lavín no quiere irse; es el club el que desea su salida

El Córdoba comunicó a su agencia de representación hace diez días que no cuenta con él porque será mayor de 23 años en septiembre, pero al meta madrileño le restan dos años de contrato tras renovar en octubre de 2018 y su deseo es continuar, por lo que el culebrón se avecina

Luis Muñoz tirando a puerta con Marcos Lavín al fondo

Luis Muñoz tirando a puerta con Marcos Lavín al fondo

Las curiosidades del fútbol han llevado a Marcos Lavín de debutar esta temporada en Segunda A, en la que disputó trece partidos (tres de ellos en Copa) tras ver ampliado su contrato por dos campañas hasta 2021, a verse ahora en la lista de bajas del Córdoba CF. El club no la hizo oficial, sino que empezó a llegar a acuerdos con futbolistas como fueron los casos de Jaime Romero y Josema, ambos del conocido agente Joaquín Vigueras, que ahora pretende volver a tener un jugador en el club con Ruben Cruz. Un jugador que no fue titular habitual en el Cartagena la pasada campaña y de avanzada edad, aunque no tanto como la de Raúl Cámara, el primer fichaje blanquiverde.

Con Lavín ese acuerdo no se plasmó, entre otras cosas porque simplemente hubo una comunicación interna desde el club que preside Jesús León con su agencia, MRH, que lidera Felipe Martínez, la misma que representaba y representa a Álvaro Aguado y con el que se vivieron unas tensas negociaciones hace un año para hacer profesional al jiennense. Al final se consiguió, después de muchos dimes y diretes con Luis Oliver de por medio, hasta que renovó para posteriormente ser traspasado en la conocida operación dual con el Real Valladolid junto a Sergi Guardiola.

Ahora el club pretende hacer una operación inversa, de salida, en la que nunca el futbolista transmitió su intención de no cumplir el contrato, pese a ese mensaje crítico que Lavín puso en sus redes sociales tras el último partido de A Coruña. Algo que igual tuvo que ver en el movimiento de la entidad.

Pulso entre el Córdoba y sus agentes

Los agentes del portero respondieron al club que tanto el deseo de ellos como del futbolista es continuar ligado a la entidad blanquiverde, por lo que que si ésta desea librarse del contrato tendría que abonar íntegros los dos años firmados, algo que no está en condiciones de hacer el club. En resumen, habrá lío, porque el meta no cuenta, pero el próximo 15 de julio se incorporará a la disciplina cordobesista para pasar el reconocimiento médico. Otra cuestión será saber cuándo y cómo acaba el pulso de dos posturas opuestas, con el precedente el pasado verano de que el club tirase de contrato en el caso de Aguado para bajarlo al filial cuando aún no era profesional.

El club sí cuenta en principio con el joven Alberto González, que llegó a debutar en el pasado curso entre los profesionales, como segundo meta y competencia de un cancerbero experimentado, bastante mayor de 23 años y que estaría llamado a ser el titular en el inicio del curso. Por eso pretende la salida de Lavín, que llevará lo suyo.

Loading...

Deja un comentario