”Me alegré de regresar al Córdoba, pero ahora mismo no tengo ganas porque no quiero pasar otro año de mentira”

Piovaccari apuntó que ''no sé si me sorprende no haber recibido una llamada'' de la entidad blanquiverde, donde en lo personal acabó ''contento'' pero ''todo fue un marrón'' | ''Creo que León tiene otra prioridad, porque al margen de las nóminas, hasta que no pagué los 4,5 millones a González seguirán las dudas''

Piovaccari celebrando uno de sus trece goles de la pasada temporada

Piovaccari celebrando uno de sus trece goles de la pasada temporada. Autor: Paco Jiménez

“A mí no me ha llamado nadie del Córdoba, y a mí representante tampoco porque no me ha dicho nada”. Con esas claras palabras venía a confirmar Federico Piovaccari en primera persona la información avanzada el pasado jueves en estas mismas líneas, cuando se apuntaba que el italiano no había recibido oferta alguna de renovación. Hoy, ya en su último día de vacaciones en Ibiza, señalaba en una entrevista a Cordobadeporte.com. que “ofertas, ofertas tampoco tengo, pero sí hay interés de otros clubes de Segunda A, aunque para ir a firmar no”.

Piovacarri explicó que “la última vez que hablé con mi agente fue el domingo, pero le dije hasta que no haya algo en firme prefería no saberlo”. El italiano fichó el pasado verano por el Córdoba tras engrosar la lista del equipo de parados de la AFE y entonces no tenía agente, figura que ahora í recae en el alicantino Luis Gómez. Tras marcar 12+1 goles en su temporada de regreso a España y al Córdoba, novias no le van a faltar, por lo que la negociación no la llevará mano a mano él mismo como hizo con Berges hace un año. Entre otras razones porque tampoco había mucho que negociar para cerrar un acuerdo por el mínimo contrato interprofesional, es decir, 77.500 euros.

“No sé si me sorprende no haber recibido una llamada del Córdoba. Antes de acabar la temporada tuve una charla con el presidente. Faltaban entonces dos o tres partidos y hablamos de que hasta que no se pagara todo era inútil hablar”, expuso. En ese punto afirmó que “estuve contento y me alegré de regresar al Córdoba, pero ahora mismo no tengo ganas porque no quiero pasar otro año de mentira”, recordando que tras llegar “todo fue un marrón”. 

Piovaccari celebrando uno de sus goles con Andrés Martín a sus pies

Piovaccari celebrando uno de sus goles con Andrés Martín a sus pies. Autor: Paco Jiménez

El transalpino, pese a estar de vacaciones, ya vio “que se fueron muchos que tenían contrato”, los primeros acuerdos cerrados por el nuevo director deportivo, un Alfonso Serrano al que “no conozco”. Mientras, sobre Enrique Martín, dijo “todo el mundo habla muy bien del entrenador” que se fichó. De cualquier forma Pio dijo que “este año estoy más tranquilo de vacaciones, no con la ansiedad del pasado cuando me fui al equipo de la AFE”.

“Ahora como quien dice todas las ligas acabaron el domingo, por los que subieron a Segunda”, apuntó, y es que precisamente Mirandés o Ponferradina podrían ser equipos de su perfil, como Fuenlabrada, Lugo y Extremadura, que se encuentra entre los que ya mostraron interés por contratar sus servicios.

“Estoy harto de proyectos que al final duran un día”

El jugador avanzó que “mañana vuelvo a Sabadell y esperaré hasta que llegue la llamada que me pueda gustar entre todo, por proyecto y viabilidad”. Es un Piovaccari realista y experimentado que en septiembre cumplirá 35 años. Quizás por ello aseveró que “estoy harto de proyectos que al final duran un día, porque todo depende del entrenador”. “Si se cambia y llega otro, todo es distinto. Al final lo que queda es sólo dinero. El fútbol a la postre es así”, lamentó.

En el Córdoba, como no podía ser de otra forma, dijo que “la campaña fue muy buena, al margen del dinero que no era lo importante en este caso, porque si fuera así no hubiera ido a Córdoba”. “Quería volver porque la primera vez (2016) no vieron al Piovaccari que yo soy. Necesitaba enseñar a la gente lo que yo puedo valer”, defendió, así que  “cuando me llamó Berges tenía ganas de demostrar y ahí están los números”. “Me hubiera gustado jugar más minutos, porque me faltó la única cosa que tenía como reto, que era llegar a los 15 goles”, dijo. Con todo “me fui contento con mi temporada, pero la pena es que no se pudo salvar el Córdoba”.

Piovaccari mirando al horizonte de El Arcángel.

Piovaccari mirando al horizonte de El Arcángel. Autor: Paco Jiménez

Por todas las incertidumbres en general que aún quedan por resolver, se le pidió a Piovaccari que enviara un mensaje al cordobesismo, a lo que respondió con un “paso palabra, no sé qué mensaje mandar”. “Es muy difícil hablar en este momento”, porque “hasta que no pague los 4,5 millones a González y se quede el equipo Jesús León, las palabras sobran”. “Lo básico es que él se quede el club”, así que en su opinión “hasta que no lo haga seguirán las dudas”.

“Lo más lógico sería adelantar el pago del 31 de julio”

Y es que para el jugador “ése es el problema principal”. “León me puede ofrecer lo que crea que en este momento pueda merecer, pero no sé si creerlo, e igual yo que otros compañeros. Si tú tienes una deuda con otro, qué pasaría si me quedo con un contrato que igual no se cobra”, comentó. De manera que en su opinión “lo más lógico sería adelantar el pago del 31 de julio, después de todo lo que salió en prensa que hubo al respecto”. Si dice que los tiene ya, por qué no pagarlo ya”, se preguntó.

“Ahora estamos pendientes del pago de junio, que en mi caso es lo único que se me debe porque con el contrato que yo tenía el acuerdo era que se me pagaba al mes”, expuso. De manera que en el caso del italiano no hay una cantidad extra por finiquito como en el caso por ejemplo de Jaime Romero. “Lo único que me falta es junio y para un mes sólo no creo que vaya a denunciar ni León arriesgar todo lo hecho hasta ahora. Veremos lo que pasará de aquí al viernes. Dijo que iba a pagar seguro todo”.

De cualquier forma, Piovaccari insistió en que “creo que el Córdoba (referido a León) tiene otra prioridad, porque al margen de las nóminas tiene que pagar los 4,5 y ésa es la prioridad”. Y con esa incertidumbre se queda el italiano, que en la campaña 2019-20 jugará en Segunda A, porque nunca firmaría por el Córdoba CF hasta que la propiedad del club fuese plena de León.

Comment List

  • gauss53 02 / 07 / 2019 Reply

    sorprende que todavia quede gente de principios y con las cosas claras

  • José Luis Roldán 02 / 07 / 2019 Reply

    No es por defender a León, pero sí que entiendo que no esté dentro de sus prioridades adelantar un pago a alguien a quien odia. Es verdad que seguir retrasando ese pago conlleva cierta inseguridad y desconfianza, aunque yo creo que eso es más por el retraso en el pago de las nóminas de la temporada pasada.
    Y lo mismo digo de Piovaccari, que entiendo que no quiera volver a pasar un año con tantos problemas, pero también debería estar más agradecido a un club que lo sacó del paro con 34 años.

  • Panoramix 03 / 07 / 2019 Reply

    Es increíble que dejen escapar a este jugador

Deja un comentario