”Me da mucho miedo que no ascienda el Córdoba CF Futsal”

Paco Saavedra, que jugó tanto en el Cajasur como en el Aquasierra de la División de Honor a finales de los ochenta y principios de los noventa, afirmó que ''se está viendo la gran afición que hay que en Córdoba'', así que ''ahora hay que aprovechar la oportunidad, estos trenes no pasan siempre'', de lo contrario ''veremos a ver qué pasa si no suben, ya le pasó a Adecor, de poder ascender a desaparecer''

Arriba Nilton, David Torrecilla y Paco Saavedra, con Modelo y Silvyo Valladao abajo

Arriba Nilton, David Torrecilla y Paco Saavedra, con Modelo y Silvyo Valladao abajo. Autor: Francisco Muñoz

Si la pasada semana fue Nando Ariza y la anterior Alfonso Gemes, en ésta, en las vísperas del que puede ser el fin de semana del retorno del fútbol sala cordobés a la elite, el turno es para Paco Saavedra, otro histórico de este deporte que llama a las puertas de la gloria para todos sus amantes, que no son pocos en Córdoba y su provincia. Saavedra, como Ariza, también fue jugador de aquel histórico Cajasur y Aquasierra de la entonces División de Honor a finales de los ochenta y principios de los noventa, como en el anterior Autoescuela Séneca. En la actualidad, como el azulino, comparte sufrimientos trabajando en otro club de la ciudad que gestiona una de sus salas de barrio, en su caso la Instalación Municipal de Fátima, donde cientos de chavales se forman bajo los designios de Apademar.

Desde su despacho en Fátima y entre el papeleo diario para cuadrar las cuentas de unos pocos equipos de base y el día a día de los usuarios de la barriada, Saavedra atendió a Cordobadeporte.com para hablar de un reto del que de entrada afirmó que “a mí me ilusiona mucho, me gusta bastante el fútbol sala y ahora se está viendo la gran afición que hay que en Córdoba”, ante la posibilidad de “poder ver a un equipo en la categoría superior”.

Paco Saavedra en su despacho de la Instalación Deportiva Municipal de Fátima

Paco Saavedra en su despacho de la Instalación Deportiva Municipal de Fátima

Con todo, Paco Saavedra no quiso vender la piel del oso hasta cazarlo, de ahí que afirmase que “todos sabemos lo difícil que es por el potencial de un club como Mengíbar”, del que recordó que ya remontó a Manzanares en la eliminatoria previa. De cualquier forma apuntó que “ya ha sido una gran sorpresa llegar hasta aquí. Me quedé alucinando con los partidos con el Betis en Sevilla y estuve pegando botes tras lograr eliminarlo”.

“Ahora hay que aprovechar la oportunidad, estos trenes no pasan siempre. Hay mucha igualdad y hay que jugarlo. Vista Alegre ya fue un fortín y no podía escaparse el partido como ante el Betis. Se demostró que Mengíbar no tenía la experiencia de los sevillanos”, apostilló un Paco Saavedra que tiene sus temores. “La opción pasa por subir. Si no ascienden el esfuerzo se difuminaría, por eso tienen que subir, para que por una vez lo políticos tengan que dar el do de pecho”, de lo contrario “a incertidumbre sería muy grande. Veríamos a ver qué pasa si no asciende. Ya le pasó a Adecor, de poder ascender a desaparecer, me da mucho miedo que no asciendan”.

Paco Saavedra, a la izquierda de portero, en aquel Cajasur de finales de los ochenta

Paco Saavedra, a la izquierda de portero, en aquel Cajasur de finales de los ochenta. Autor: Francisco Muñoz/Serafín Ordeño

“Es lo que pasa siempre en Córdoba, algunos locos se lían la manta a la cabeza y hacen soñar hasta que se puede”

A este punto se llega porque “ha habido una cabezonería de una persona y luego se han dado las circunstancias para que se dé todo. Es lo que pasa siempre en Córdoba, algunos locos se lían la manta a la cabeza y hacen soñar hasta que se puede, pero me temo que García Román está muy solo, sabemos las ayudas que está teniendo, que son cero”.

“Nosotros en su momento fuimos unos locos, cuando Apademar estuvo en Plata hace una década”, recordó, pero entonces, como ahora, “las ayudas son casi nulas y la ciudad no tiene industria para más”.

Paco Saavedra haciendo una parada

Paco Saavedra haciendo una parada. Autor: Sánchez Romero/Diario Córdoba

Por todo, confía en que este sábado o el domingo si hace falta, el Córdoba CF Futsal logre hacer realidad un milagro, para devolver a Córdoba a la máxima categoría, “la División de Honor que es como me gusta llamarla a mí”. Así se denominaba antes a una Primera división de un fútbol sala que “ahora es mucho más táctico, no tiene nada que ver. Los jugadores son más atlético, eso no significa que falte técnica, pero prima lo físico”, de ahí que “se hagan rotaciones continuas”, mientras que “antes los cambios eran menores”. En su época había “un quinteto y un par de jugadores más”, cuando “con dos brasileños y uno local se formaba un equipo, ahora necesitas doce”, de manera que “se ha evolucionado mucho”.

De esa forma Paco Saavedra sueña con que llegue el sábado para disfrutar de otro momento histórico en un deporte en el que él pudo decir que tocó el cielo en las Tendillas cuando aún no existía ese versión del himno blanquiverde. Ahora un puñado de chavales lo tienen próximo a repetir comandado por Macario.

Etiquetas

Aquasierra | ascenso | CajaSur | Mengíbar | Paco Saavedra | play off | Primera |

Deja una respuesta