“Optimizar la calidad del aire interior garantiza espacios deportivos seguros y libres de COVID-19”

Andrea Romera, gerente de Anticimex en Córdoba, la empresa de sanidad ambiental especializada en la desinfección de instalaciones deportivas, con nebulización al aire libre y Air Quality test en polideportivos

Andrea Romera, gerente de Anticimex en Córdoba, posa para la cámara de Cordobadeporte.com durante la entrevista.

Andrea Romera, gerente de Anticimex en Córdoba, posa para la cámara de Cordobadeporte.com durante la entrevista.

La segunda pandemia del coronavirus no pasa desapercibida en el mundo del deporte, de ahí que los gestores de clubes e instalaciones deportivas apuesten por la desinfección de su hábitat natural con el objetivo de que sus competiciones sigan adelante. Clubes y deportistas son conscientes de la actividad deportiva es su trabajo, como la jornada laboral de cualquier otra área productiva del país, de ahí que en sus casos la labor de empresas como Anticimex sean fundamentales para que el deporte mantenga su estatus, tanto durante los entrenamientos diarios como cada fin de semana. De ahí está entrevista con la gerente de Anticimex en Córdoba, Andrea Romera, para explicar la impotente y necesaria labor de las empresas de desinfección y su especialización en materia deportiva.

 

¿Se puede propagar la COVID-19 a través del aire?

La comunidad científica internacional ha advertido de que el aire es una de las principales vías de transmisión de la COVID-19. Con este dato sobre la mesa, desde el sector de la sanidad ambiental estamos poniendo el foco en la calidad del aire interior, ya que si controlamos este canal de contagios contribuimos a evitar la propagación del virus.

¿Qué factores determinan que el aire interior de una instalación deportiva cerrada sea el correcto para minimizar el riesgo de transmisión?

Las recomendaciones por parte del Ministerio de Sanidad dictan que la renovación de aire en un espacio cerrado tiene que ser mínimo de 12,5 l/segundo y ocupante, lo mismo para polideportivos y otros equipamientos en los que se practique deporte en el interior. Para determinar si nuestras instalaciones cumplen con estos requisitos, es fundamental realizar una auditoría de calidad del aire interior. En Anticimex contamos con los Air Quality Test, que nos permiten estudiar cómo respira el edificio y tomar las medidas correctivas necesarias. Con los resultados en mano, elaboramos un informe indicando qué factores podríamos optimizar para garantizar la calidad del aire interior.

Andrea Romera junto al Air-Purifier que mantien el aire purificado constantemente.

Andrea Romera junto al Air-Purifier que mantien el aire purificado constantemente.

¿En caso de detectar que una zona de la instalación deportiva tiene unos niveles pobres de calidad del aire, qué posibilidades tenemos para corregirlo?

Si en la auditoría detectamos que hay espacios con margen de mejora en su calidad del aire, tenemos diversas opciones. Por un lado, podemos aumentar la renovación del aire, ya sea de forma natural abriendo ventanas o de forma artificial con sistemas de ventilación. Por otro lado, podemos reducir la ocupación del lugar para ajustarlo a las recomendaciones de las autoridades sanitarias. En cualquier caso, nuestra recomendación para asegurar la máxima calidad en espacios deportivos interiores, especialmente cuando no se puede alcanzar el caudal de aire mínimo, es instalar purificadores de aire fijos y/o portátiles como el Air-Purifier de Anticimex.

¿La ventilación artificial está recomendada? ¿Cómo se tiene que realizar para que sea efectiva y cuáles son los estándares de calidad para los productos de desinfección y purificación?

Cuando se detecta que una zona deportiva no tiene la ventilación adecuada y no llega a los niveles mínimos de renovación de aire, el Ministerio de Sanidad recomienda instalar equipos de purificación con filtros HEPA. En Anticimex contamos con el Air-Purifier, un equipo de purificación de aire innovador, equipado con filtros HEPA homologados, radiación ultravioleta, ionización negativa y filtros de carbón activado. Gracias a esta tecnología, este equipo, que puede ser fijo y/o portátil, tiene una eficacia del 99,9% frente a virus, gérmenes, alérgenos y otros contaminantes y es capaz de generar un caudal de hasta 500m3/h de aire purificado.

Si se trata de una instalación deportiva exterior, ¿cómo se realiza la desinfección?

En el caso de un equipamiento abierto al aire libre, como por ejemplo un estadio, se realizan desinfecciones por nebulización en frío. Este proceso se lleva a cabo mediante máquinas que proyectan una nube de producto desinfectante, autorizado por el Ministerio de Sanidad, que consigue cubrir todas las superficies con una gran capacidad de penetración.

¿Desde Anticimex también ofrecéis soluciones para reducir el riesgo de transmisión por contacto?

Nuestra compañía ha estado comprometida con la sanidad ambiental desde hace más de 85 años y ha sido de las primeras en priorizar las desinfecciones a raíz de la emergencia sanitaria por la COVID-19. Las soluciones que ofrecemos se centran en las tres posibles vías de contagio: el contacto con superficies, el contacto entre personas y la emisión de bioaerosoles al ambiente. Por ello, desde el inicio hemos trabajado las desinfecciones en todos sus campos, con líneas de productos específicas para cada una de ellas.

Esta anticipación ha sido posible gracias a la visión global de los 18 países en los que Anticimex está presente. La colaboración con el Centro de Innovación de Dinamarca, especializado en la investigación y desarrollo de sistemas de desinfección, también ha sido clave. Si bien en un inicio el foco estaba puesto en las superficies, actualmente los equipos han estado centrados en diseñar servicios y productos como los Air Quality Test y los Air-Purifier, con el fin de evitar la propagación aérea del virus y mantener los espacios seguros y saludables.

Loading...

Deja un comentario