“Ahora mismo no tengo ganas ya de jugar, ni de ponerme las botas siquiera”

Dos días después de la agresión sufrida en Almodóvar, Paquito Espejo lamenta el daño anímico sufrido y revela nuevos datos de lo vivido: "Me empezaron a pegar patadas, pero como tenía a mi compañero en lo alto me llegarían sólo una o dos"

Como no podía ser de otra forma, la agresión sufrida por el jugador del Salerm Puente Genil B Francisco Espejo Rosal “Paquito” ha traspasado hoy la esfera provincial y andaluza para trasladarse a lo nacional. El programa Jugones de La Sexta ha emitido un reportaje con declaraciones del chaval, que pueden ver arriba.

Paquito relata en el mismo sus sensaciones tras la doble agresión sufrida, y que quedó reflejada en el acta por el colegiado Rafael Jiménez. El primer agresor, José Juan Gutiérrez, un jugador con mucha experiencia en superiores categorías, era expulsado por “golpear en la cabeza a un adversario con la frente, sin estar el balón en juego”. Mientras, la acción de Alfonso Gutiérrez fue “golpear con la mano en la cara a un adversario, sin estar el balón en juego”.

“Guti me dio un cabezazo, agachando la cabeza, y me pegaron. Escuché el temblor de la cabeza contra el suelo. Luego me empezaron a pegar patadas, pero como tenía a mi compañero en lo alto me llegarían sólo una o dos”, describe. “Pero de eso ya no me acuerdo”.

El jugador, que tiene pensado interponer una denuncia, sintió como “el oído me pita y me falta el aire” en esos momentos, aunque es cierto que se recuperó bien ante el episodio, aunque porta un collarín. El daño ahora, por desgracia, es más bien emocional. “Que un tío te quite las ganas de jugar al fútbol…Yo ahora mismo no tengo ganas ya de jugar, ni de ponerme las botas siquiera”, confiesa. “Lo voy a intentar, pero no prometo nada”, acaba diciendo con amago de lágrimas en los ojos.

Loading...

Deja un comentario