Partido intrascendente, ¿ganancia de minutos en el Córdoba?

El encuentro del domingo, con los blanquiverdes ascendidos y el Panadería Pulido descendido, no entraría en la política de no desvirtuar la competición de antes y después del mismo, por lo que habrá que ver si los jugadores que más anhelan jugar tienen la ocasión

Toni Arranz, que perdió protagonismo en los últimos tres meses, junto a José Alonso, igualmente necesitado de minutos tras su larga lesión.

Toni Arranz, que perdió protagonismo en los últimos tres meses, junto a José Alonso, igualmente necesitado de minutos tras su larga lesión.

El entrenador del Córdoba CF, Germán Crespo, fue taxativo la pasada semana cuando se le preguntó si había llegado el momento de las rotaciones o del reparto de minutos en el equipo, una vez conseguido el ascenso a Primera RFEF. Dijo el nazarí que naranjas de la China, que quería vencer a Las Palmas Atlético por los propios mini-objetivos que le quedan al grupo y por el argumento general mirando a la la liga en sí. La palabra empleada fue respeto al resto de rivales que se jugaban mucho también contra el filial canario en la pelea por el descenso.

Esa misma argumentación se podrá emplear en el partido contra el Ceuta, fijado para el domingo 8 de mayo a las 12:00 horas y, si el Vélez sigue implicado en esa pelea, en el último duelo de la liga, el domingo 15 de mayo igualmente a las 12:00. Pero este encuentro que le viene al Córdoba antes, frente al Panadería Pulido, se sale de ese caudal, puesto que es intrascendente clasificatoriamente hablando. El Córdoba ya es campeón no sólo de liga sino de toda la categoría, mientras que el Panadería Pulido descendió la pasada jornada a Tercera RFEF. Es penúltimo con 24 puntos, a 12 de la plaza de play-out cuando quedan nueve en juego.

Así, y más allá de la honrilla, para el Córdoba de no resbalar ante un rival muy modesto, parece un partido que puede tomarse de otra forma, en el que sí parece más posible que puedan tener ocasión de competir y sentirse partícipes muchos hombres que no han estado en los focos en los últimos meses.

Los que menos jugaron en la segunda vuelta

Si repasamos las estadísticas, son varios los jugadores que seguramente esperen una ocasión de pisar el verde por haber tenido poco protagonismo en lo que va de segunda vuelta. Un caso claro es el del meta Felipe Ramos, que apenas ha actuado en 90 minutos, el choque ante el Tamaraceite. Otro caso en la mente de todos es el de José Alonso, protagonista en sala de prensa esta semana precisamente tras volver tres meses después, que apenas contabiliza 37 minutos desde la jornada 18 en adelante.  Curiosamente, sus compañeros en la zaga, caso de Bernardo Cruz o Visus, no están entre los que menos han jugado, como pasó más en la primera vuelta, ya que acumulan 385 y 495 minutos respectivamente.

En comparación, han actuado mucho menos gente del centro del campo. Omar Perdomo apenas lleva 130 minutos en los 14 últimos encuentros, mientras que Toni Arranz se ha quedado en 196. Incluso han jugado más que él Julio iglesias (219) y Viedma (236). Para irse al siguiente jugador habría que irse ya a Luismi, que está en 409 minutos en la segunda vuelta.

Habrá que ver si parte o todos entre estos jugadores tienen su ocasión en Vega de San Mateo, donde también pueden aspirar a participar chicos de la cantera. Sin el premio del play-off tras quedarse fuera por un gol la pasada semana, en la sesión de ayer hubo varios, algunos de ellos aún sin debutar en la liga, como el lateral Rafa Castillo o el extremo Ale Marín, que sí participó en la Copa RFEF.

Deja una respuesta