Pepillo está de vuelta tras un aislamiento preventivo

El carismático utillero del Córdoba regresó esta tarde después de perderse el partido de Lorca y ante la Real Sociedad, en una sesión en la que Alfaro trabajó el once ante el Yeclano con ejercicios de transiciones rápidas

“Súper, súper, súper…”. Bajo ese grito y alzando sus brazos en señal de alegría llegaba a la Ciudad Deportiva Bernardo Cruz festejando el regreso de Pepillo a los entrenamientos, y es que el bueno de José Pedrosa había estado diez días de aislamiento preventivo, por lo que había que celebrar su vuelta y sin haberse visto afectado por un positivo cercano de su entorno. El entrañable utillero del primer equipo ya no viajó a Lorca el pasado sábado y también se perdió el partido ante la Real Sociedad del pasado miércoles. Por ello se vio a Pablo Alfaro hablando de forma cariñosa con Pepillo en un apartado antes del recibimiento que le esperaba.

Por eso las preliminares del entrenamiento vespertino de este viernes vino marcado en su inicio por el retorno de Pepillo, que se vio obligado a pasar por el tradicional ‘puentepalos‘ como si de su cumpleaños se tratara, aunque sólo cumplía año Willy, que también pasó por las manos de sus compañeros como es preceptivo. Y no quedaron ahí los pases por la particular pasarela, porque el último en hacerlo fue Alberto Del Moral, y es que la ampliación de su contrato hasta 2024 ya es una realidad.

Bernardo Cruz y Mario Ortiz bromeando con Pepillo en su vuelta a los entrenamientos.

Bernardo Cruz y Mario Ortiz bromeando con Pepillo en su vuelta a los entrenamientos.

Tras el momento para las bromas, la plantilla del Córdoba CF pasó a ejercitarse en una ventosa tarde a la hora de su próximo partido ante el Yeclano, que arrancó después de una sesión de vídeo sobre el rival en El Arcángel. Luego, sobre el verde, el técnico maño dividió un reducido terreno de juego en tres zonas para practicar la salida del balón con pocos pases y mucha movilidad.

Poco antes de llegarse a los veinte minutos permitidos para la prensa, Carlos Valverde se retiró a la banda quejándose de tobillo derecho, que se lo dobló ligeramente mientras el renovado Djetei seguía la sesión trabajando específicamente su rehabilitación junto a Javi Poveda. Luego, en la privacidad, Alfaro empezó a trabajar con el posiblemente octavo once distinto desde que llegó al banquillo cordobesista, tras apremiar a sus hombres en la búsqueda de transiciones rápidas.

Pablo Alfaro sonriendo antes de que Pepillo pasara por las manos de los futbolistas.

Pablo Alfaro sonriendo antes de que Pepillo pasara por las manos de los futbolistas.

Loading...

Deja un comentario