Atienza, detenido en la segunda fase de la Operación Oikos

El cordobés del Real Zaragoza entra en la lista de presuntos implicados en la trama que afectó sobre todo a los responsables de la SD Huesca de hace unas temporadas | Los exblanquiverdes López Garai e Íñigo López, también detenidos, en el caso del central por segunda vez | Se apunta al cobro de una prima a terceros

Pichu Atienza en un entrenamiento. Foto: Real Zaragoza

Pichu Atienza en un entrenamiento. Foto: Real Zaragoza

El jugador cordobés Francisco Javier ‘Pichu’ Atienza, defensa central del Real Zaragoza, ha sido detenido a primera hora de esta mañana por efectivos policiales unos minutos antes del inicio de la sesión de entrenamiento que iba a llevar a cabo la primera plantilla del equipo aragonés bajo la dirección de Víctor Fernández. Igualmente también lo han sido el excordobesista Aritz López Garai y, por segunda vez, el igualmente exblanquiverde Íñigo López.

Estas detenciones están en relación con las investigaciones que se llevan a cabo dentro de la conocida Operación Oikos, una trama ligada a los amaños de partidos de fútbol que afecta sobre todo a la Sociedad Deportiva Huesca y que costó en su día la dimisión a su presidente, Agustín Lasaosa. Está en una segunda fase, llevada a cabo por la Policía Nacional y Europol y que permanece abierta, por lo que no se descartan nuevas detenciones más allá de las nueve hasta ahora en total de hoy.

Precisamente Lasaosa ha sido uno de los detenidos, junto al anterior jefe de los servicios médicos oscenses, Juan Carlos Galindo, y el director financiero del club, Carlos Laguna.

Atienza, que en principio declarará este martes en los juzgados de Huesca, jugó en El Alcoraz hace seis temporadas, además de en el Atlético de Madrid B y el Sevilla Atlético y en Hércules, Reus y Numancia, desde donde llegó al Zaragoza el pasado verano tras sumar más de 100 partidos en Segunda División en las tres últimas campañas.

Según la nota de la policía, el análisis de la documentación intervenida en la primera fase permitió descubrir una operativa de recaudación, reparto, devolución y entrega de fondos para el condicionamiento de un partido de la Segunda División. O más claro: un club de fútbol desembolsó fondos en metálico a la plantilla de otro equipo tras la victoria de éstos en un partido celebrado en el mes de junio del año 2017, con la finalidad de facilitar su ascenso a la última plaza de play-off de ascenso a la Primera División. Una prima a terceros que puede volverse en contra.

Loading...

Deja un comentario