Qué es una cuota y cómo se calcula

En el mundo de las apuestas encontraremos opiniones para todos los gustos

En el mundo de las apuestas encontraremos opiniones para todos los gustos. Los usuarios pueden decantarse por la victoria de un equipo o la del contrincante, pero al final, en lo que coinciden todos es en lo mismo. En obtener la mayor rentabilidad posible con su jugada. Y para ello deben decantarse por casas de apuestas con mejores cuotas.

La mayoría de ellas ofrecen unas cuotas parecidas, en donde la diferencia puede estar en unas pocas décimas.

Qué es una cuota en apuestas deportivas

La cuota es el factor que fija la cantidad de dinero a ganar cuando se hace una apuesta. Como es lógico, no se tratan de porcentajes al azar, ya que dichas cuotas vendrán determinadas por el análisis exhaustivo de expertos en matemáticas, probabilidades y estadísticas.

Cuanto más baja sea dicha cuota, mayor será también la probabilidad de que se produzca dicho resultado. Eso sí, también deberías saber que están sujetas a constantes fluctuaciones, condicionadas en muchas ocasiones a lo que se vaya produciendo a lo largo del encuentro. Por ejemplo, es posible que la victoria del conjunto local se pague 1,50 euros antes del inicio del mismo, pero el triunfo momentáneo de su rival puede hacer cambiar en cuestión de minutos dicha cifra.

De ahí que en ocasiones resulte complicado determinar cuál es la casa de apuestas que mejor paga a los usuarios. Sobre todo con esas variaciones constantes que se pueden dar a lo largo de un duelo. Eso sí, en el instante en que realizas una apuesta con una determinada cuota, esta se congelará y las ganancias se calcularán en base a dicha cuantía sin importar las fluctuaciones.

Dichas cuota estarán en constante oscilación por distintas circunstancias, sobre todo en el transcurso de un enfrentamiento. Entran en juego una serie de factores que resultan complicados de gestionar por parte del apostante, como pueden ser las lesiones, expulsiones de jugadores, el clima, el que actúa como local, o la racha previa de resultados.

Por lo general, hay una tendencia a pensar que cuando se apuesta por el favorito, que presenta una cuota más baja, se trata de algo seguro por sus inmensas posibilidades de ganar. Pero no siempre se cumplen estos pronósticos, y en el mundo del deporte y de las competiciones no hay apuestas seguras. En ocasiones entran en juego factores como el conocimiento, la intuición y la estrategia.

Cómo se calculan las cuotas en las apuestas

Las cuotas en las casas de apuestas se obtienen de dividir 100% entre la probabilidad implícita que se la da a un resultado o marcador. A menor probabilidad, la cuota será mayor.

Si a un equipo le dan un 80% de posibilidades de conseguir la victoria, habría que dividir 100% / 80% y el resultado sería 1.25. Cuando se trate de un duelo más igualado, donde la probabilidad asciende al 50%, la cuota resultante sería 2.00.

Pero esto no se limita a unos cálculos tan sencillos, ya que también hay que conocer el margen que se quedan las casas de apuestas. Como es de suponer, todo el dinero que entra en el mercado no se reparte en su totalidad, ya que un porcentaje mínimo irá a parar a la casa.

Deja una respuesta