¿Qué ocurre con Javi Lara?

El montoreño lleva tres ausencias consecutivas y ante el Tenerife ya no estuvo ni entre los convocados, cuando estaba como titular indiscutible por su buen rendimiento desde pretemporada

Javi Lara da un pase ante el Oviedo. Foto: Paco Jiménez

Javi Lara da un pase ante el Oviedo. Foto: Paco Jiménez

El Córdoba y José Ramón Sandoval parecen no dar con la tecla del Córdoba. O quizá están tocando la que no deben. Y esa es la de Javi Lara. Una pieza que funcionó en pretemporada y que fue fundamental para puntuar en la primera jornada ante el Numancia.

Es cierto que el año pasado no dio su mejor nivel, pero también es verdad que se pasó media temporada en el dique seco con una lesión que por momentos él mismo tuvo que costearse. Visible fue su sufrimiento en Reus, el mayor de su vida en el fútbol según contó. Y evidente su sentimiento por el blanco y el verde en el día de la salvación ante el Sporting.

Pese a estar disponible en el tramo final, no se volvió a vestir de corto hasta la pretemporada, donde con todos los problemas ya sabidos, se erguió como un líder dentro del campo. Eran Lara y diez más. Por momentos se le vio parecerse al Javi Lara que todos deseaban ver.

Tanto es así, que, en la primera jornada ante el Numancia, el de Montoro fue titular y el máximo exponente en el ataque blanquiverde. Dotó al Córdoba de ritmo, se entendió bien con Álvaro Aguado y fue un socio perfecto para los integrantes del ataque. Por redondear la fiesta, hizo además un gol.

Luego, ante el Oviedo, Lara fue otra vez titular y otra vez fue el motor en labores ofensivas. Es cierto que se cuajó un mal partido colectivo y que el Córdoba acabó claudicando ante los asturianos, pero el Córdoba realizó dos tantos y en el primero la asistencia fue de Javi Lara.

Primera ausencia y gran goleada

Sandoval apostó por cambios en la visita al Albacete y uno de los sacrificados fue el 23. El mediocentro apareció ya en la segunda mitad para acumular minutos de la basura, cuando el resultado estaba sentenciado con el 3-0 final. El Córdoba en ese partido tuvo problemas para generar y finalizar jugadas.

Justo una semana después, ante el Alcorcón, el montoreño volvió a ser titular y sumó una hora de juego. El equipo fue sólido y todo el mundo coincidió en que se volvió a ver una mejor imagen del Córdoba CF sobre el terreno de juego. De hecho el final de partido fue peor cuando ya no estaba en el campo. Entonces, tras un partido de Copa en el que se le intuía fuera como rotación, tampoco se le vio en Málaga, donde otra vez el cuadro califal tuvo problemas a la hora de buscar alternativas en zona visitante.

Y ante el Tenerife ya ni se le pudo esperar, porque sorprendentemente Javi vio el partido desde la grada. Observó cómo Blati Touré va claramente de más a mucho menos, cómo Piovaccari quedó huérfano de socio arriba y cómo Aguado es menos sin su colega de Montoro. El jiennense también recibió banquillazo en Albacete pero pronto se le han dado más oportunidades.

A veces las estadísticas son solo números y cada uno los interpreta como quiere, pero la evidencia dicta que Javi Lara es y tiene que ser un hombre importante en este Córdoba CF y no está contando con las oportunidades suficientes, argumentos más que válidos para preguntar: ¿Qué ocurre con Javi Lara?

Etiquetas

Córdoba CF | futbol | Javi Lara | suplencia |

Deja un comentario