Raúl Cámara: “Me sigo sintiendo futbolista”

"En las oficinas es otro fútbol", de ahí que "siempre es duro colgar las botas, porque cuando eres futbolista pasas toda la semana preparándote para los 90 minutos del partido; ahora, paso los días viendo y pensando en fútbol"

Julio Cruz repasando con Raúl Cámara y el doctor Bretones los pormernores del protocolo sanitario a la hora de jugar amistosos.Julio Cruz repasando con Raúl Cámara y el doctor Bretones los pormernores del protocolo sanitario a la hora de jugar amistosos.

Julio Cruz repasando con Raúl Cámara y el doctor Bretones los pormernores del protocolo sanitario a la hora de jugar amistosos.

A finales de mayo Raúl Cámara decidió colgar las botas y empezar una nueva vida. Igual no fue la despedida que le hubiera gustado a un futbolista con una prolífica carrera sobre los terrenos de juegos, pero la pandemia del coronavirus provocó que su últimos minutos como futbolista fueran los 51 que jugó allá por el 8 de marzo ante el Cartagena (0-2) con una derrota que sacaba al Córdoba CF del play off. Sin embargo nadie le quitará su dilatada experiencia con 15 años de futbolista profesional, tiempo durante el que fue capitán del Córdoba, brazalete que anteriormente llevó en el Sporting de Gijón, Recreativo, Xerez y Tenerife. 386 partidos jalonan su carrera de Primera a Segunda B (los doce partidos que jugó con la blanquiverde).

Al madrileño le restaba un año más de contrato, pero por su edad y las aptitudes y cualidades que posee encajaba dentro de esa figura que Miguel Valenzuela quería incluir en la dirección deportiva siguiendo la estela de clubes de élite como el Sevilla con Fernando Navarro. Raúl Cámara podía ser ese enlace ideal entre la plantilla y el club, además de complementar la dirección deportiva. Por todo ello los medios del club ofrecían al cordobesismo una entrevista con el ya ex-futbolista y nuevo componente de la secretaría técnica cordobesista.

¿Cómo fue el cambio de futbolista para pasar a formar parte de la secretaría técnica?

Siempre es duro colgar las botas. Cuando eres futbolista pasas toda la semana preparándote para los 90 minutos del partido; ahora, paso los días viendo y pensando en fútbol… pero sin dejar de pisar el vestuario, sin dejar de oler el césped y eso me ayuda a sentirme aún futbolista. He pasado del campo al despacho, pero me sigo sintiendo futbolista, solo que ahora, en lugar de subir o tapar la banda, pongo mi granito de arena para que lo hagan mejor los que se visten de corto. Pero me sigo sintiendo parte de este equipo.

Y en el despacho, ¿qué tal con su otro equipo?

Miguel (Valenzuela) coordina la dirección deportiva que dirige Juanito. Es un privilegio compartir despacho con un campeón de Europa, una persona que sabe muchísimo de fútbol. Luego están David Ortega y Rafa Herrerías, que controlan muy bien el fútbol base, el futuro, la cantera; y Rafa Sánchez, secretario técnico, una  persona con un gran potencial y cualificada del que a diario aprendo muchísimo.

Raúl Cámara habla por el móvil mientras Sabas gesticula al fondo ante Javier González Calvo y varios componentes del cuerpo técnico.

Raúl Cámara habla por el móvil mientras Sabas gesticula al fondo ante Javier González Calvo y varios componentes del cuerpo técnico.

¿En que consisten sus funciones?

Intento estar el máximo tiempo posible con los jugadores, aunque tenemos el lastre de la Covid-19. Me aseguro de que estén bien y, sobre todo, que sus cabezas estén tranquilas y no se preocupen por nada. Los entiendo perfectamente porque hace pocos meses compartía vestuario. Me siento un compañero más y saben que estoy ahí para cualquier cosa y ayudarlos en cualquier momento duro que pasen durante la temporada. Además de eso, analizamos sus entrenamientos y su rendimiento. Y, por supuesto, veo fútbol para analizar a los rivales y poder descubrir jugadores que puedan tener un hueco en este proyecto.

¿Qué le gusta más el campo o el despacho?

Evidentemente el campo… el vestuario, el césped, los 90 minutos. Todo eso se echa de menos. Pero el Córdoba CF me dio la oportunidad de poder seguir sintiéndolo de cerca y estaré siempre muy agradecido. En las oficinas es otro fútbol, valoramos a los jugadores, plantillas, negociaciones, hacemos ofertas… Quizás es menos mediático, pero sigue habiendo presión y, lo más importante, es que sigue siendo fútbol.

Loading...

Deja un comentario