Resignación y continuidad en el Balonmano Pozoblanco

El equipo repetirá curso en la Primera Nacional porque se encontraba "en tierra de nadie" en el momento de la suspensión de las competiciones, como aseguró un Alfonso Cardador que vuelve a dar las riendas del equipo al técnico Javi Martínez

La decisión de bajar definitivamente la persiana a todas las competiciones del balonmano español, sólo pendiente de la confirmación definitiva, no ha conllevado mayores sobresaltos para el Balonmano Pozoblanco, con su primer equipo en una novena posición del Grupo F de la Primera Nacional que le deja lejos de los puestos de ascenso y de descenso. Por eso desde el club se valora positivamente la decisión adoptada.

“Estábamos en tierra de nadie. Es cierto que por calendario podríamos haber subido algún puesto, pero para nosotros no conlleva mayores problemas“, explicó el presidente de la entidad, Alfonso Cardador, que valoró también positiva la decisión “debido a las circunstancias en las que estamos”.

Lo que sí le preocupa más al presidente es el futuro de la competición, por lo que esperan noticias desde la Federación ya que “estamos preocupados por el tema del público, ya que jugar sin nadie sería un problema“. Además, desde el club también se aguarda información sobre los ascensos y descensos de cara a la composición del grupo para la temporada 2020-2021.

“Estamos a la espera de saber el criterio porque no es lógico que todos los grupos queden prácticamente reducidos a comunidades y el nuestro abarque mucho más, por lo que lo hace más caro y en este sentido hemos presentado una reclamación a la Federación”, afirmó Cardador.

Sea como sea, el Balonmano Pozoblanco sabe que tampoco puede esperar más para mirar al futuro y ya ha movido la primera ficha con la renovación de Javier Martínez como técnico del primer equipo.

Loading...

Deja un comentario