Sebas Moyano, libre en el mercado, busca un reseteo vital

El futbolista de Villanueva del Duque no tenía finalmente ningún vínculo que obligara al Lugo a su contratación en caso de permanencia | Tras cambiar de agente, quiere empezar de cero a sus 23 años lejos de intereses de terceros

Sebas Moyano celebra su tanto. Autor: Paco Jiménez

Sebas Moyano celebra su tanto ante el Atlético Sanluqueño. Autor: Paco Jiménez

La vida deportiva de Sebas Moyano está llena de tantas vicisitudes que pocos recuerdan ya el futuro que tenía aquel prometedor futbolista de Villanueva del Duque que llegó a ser internacional sub-18 con España en 2015. Todo empezó con su aparición en aquella pretemporada del Córdoba bajo la dirección de Pablo Villa en 2013, en lo que parecía el caso del típico chaval de la cantera que subía al primer equipo los primeros días de entrenamientos de verano. Pero Sebas era distinto, tanto que llamaba la atención sobre incluso los primeros fichajes de aquel curso en el que el Córdoba CF acabaría ascendiendo a Primera.

Siete años después, Sebas se encuentra sin equipo, libre en el mercado, después de un sinfín de idas y venidas, que no le llevarán al Lugo como se dijo o así parecía, porque los gallegos no estaban obligados a ejercer la opción de compra que tenían sobre él en caso de permanencia.

Ésa es la realidad por la que no empezó la pretemporada en el Anxo Carro. En la actualidad se encuentra en la capital cordobesa trabajando con un entrenador personal, como confirmó el propio jugador a Cordobadeporte. Asimismo, otro dato importante, de cara a su presente y futuro, es el cambio de agencia de representación, ahora con la internacional IG Dreams. Lejos queda ya aquel ir de la mano del valenciano Salvador Sánchez, aliado con Carlos González en aquellos oscuros negocios que le llevaron a ser el aval de la operación Elefante Cósmico.

Sebas Moyano celebrando su debuto con la sub-18 en 2015.

Sebas Moyano celebrando su debuto con la sub-18 en 2015.

Pese a todo lo vivido, y que únicamente él puede contarlo tras padecerlo en sus propias carnes, Sebas cuenta aún sólo con 23 años, por lo que aún tiene tiempo de dar un paso al frente para no quedarse en una eterna promesa. Haber cumplido contrato con el Córdoba CF le supone una liberación y una oportunidad para resetearse en el mundo del fútbol, lo cual no significa que no le hubiese gustado seguir en el club de su tierra. Pero las circunstancias aconsejaban un cambio de aires que a buen seguro le vendrá bien y le puede permitir en el futuro regresar para vestir la blanquiverde como por ejemplo hará si todo sale bien Bernardo Cruz, con el que coincidió en el filial.

El mediapunta de Villanueva del Duque necesita salir fuera, e incluso su nueva agencia de representación no descarta el extranjero, donde tiene varias opciones, aunque ya fue ofrecido a varios clubes de Segunda B que deben ver en él un jugador de presente, como una gran oportunidad de mercado, teniendo en cuenta la cláusula de rescisión que llegó a tener con Carlos González, o sus propios honorarios. También que por ejemplo el Valencia debiera abonar un millón de euros hace un año para hacerse con sus servicios, cuando militó en su primera etapa en su filial de Segunda B.

La realidad es que desde que Sebas se enfundó La Roja siempre se sintió utilizado por terceros, llámense los dirigentes blanquiverdes, lo que le llevó a estar en boca del cordobesismo por temas extradeportivos, más allá de su rendimiento sobre el césped, el cual se vio influido por lo primero para ir menguando. Desde que debutó con el primer equipo del Córdoba en El Arcángel un 18 de marzo de 2017 ante el Numancia (0-0), hasta que logró su primer gol el 8 de diciembre de 2019, tres días después del desembarco de Infinity en el club, en aquella victoria ante el Atlético Sanluqueño (3-1), los bandazos sufridos por el habilidoso jugador fueron continuos.

Su trayectoria

En las temporadas 2016-17 y 2017-18 calcó los 32 partidos con el filial blanquiverde. Parecía estar recuperado para consolidarse en el primer equipo, pero sólo jugó seis partidos en la 2018-19 y salió cedido en el mercado invernal al Valencia Mestalla. Con los ché disputó quince encuentros y marcó un gol, con lo que volvía a reinvidicarse, de ahí que volviera en el inconcluso curso pasado, aunque sólo jugó ocho choques para de nuevo hacer las maletas rumbo a Valencia, donde hasta el parón sumó seis partidos.

Ahora quiere dejar todo eso atrás, empezar de cero y demostrar su calidad, que la tiene y mucha, porque el fútbol le debe una oportunidad para reivindicarse. Si lo logra, entonces muchos se acordarán de lo que tenían en casa y no supieron aprovechar.

Etiquetas

Excordobesistas | Fichajes | home9 | Lugo | Sebas Moyano | Segunda B | Valencia Mestalla |

Deja un comentario