”Todas las metas del club fueron alcanzadas de manera clara”

José Antonio Santaella disfrutó ''mucho'' de la novedosa experiencia de La Carlota en Primera Femenina, que ha servido ''para darle otra dimensión a un club que lleva años destacando en cantera''

Días atrás pulsamos la opinión de los entrenadores de los que han sido en las últimas temporadas referentes del baloncesto femenino cordobés, Adeba y Maristas. Pero también queremos hacerlo con los otros dos clubes que hace más o menos un año dieron el paso al frente de participar por primera vez en la Primera Femenina. Empezando por el CB La Carlota de José Antonio Santaella, que también logró entrar en el play-off y medirse, curiosamente como cervantinas y azulinas, al equipo que ascendió de categoría, el Alhaurín de la Torre.

Santaella comenta a Cordobadeporte que hace un balance “positivo” de la temporada, ya que “si tenemos en cuenta los objetivos que el club planteó con este equipo al inicio de temporada debemos de quedarnos muy satisfechos con el trabajo realizado“. “Fundamentalmente teníamos el propósito de conocer la categoría y ponernos a prueba competitivamente, de modo que la experiencia sirviera para darle otra dimensión a un club que lleva años destacando en cantera. Y todas esas metas han sido alcanzadas de manera clara”, arguyó.

Para el técnico “al ser un equipo que competía por primera vez en la categoría no comenzamos esperando ningún puesto, aunque bien pronto la Copa Diputación nos dio a entender que estábamos al nivel”. “Particularmente nuestro grupo tenía en mi opinión dos súper equipazos, Unicaja y Maristas de Cordoba, otro equipo que le seguía muy de cerca, que era Conquero, y luego un grupo de equipo muy igualados entre los que sobresalió Adeba, sobre todo después de la incorporación de Gosia”, comentó.

Ha sido una liga en general de gente “muy joven, con la participación de muchas jugadoras de cantera que cada día más y mejor demuestran que pueden competir a este nivel”. Y esto “convierte la categoría en una liga muy útil para la formación”.

Lo peor, la resolución de algunos partidos

En ese contexto, lo mejor del equipo sin duda fue “la línea de trabajo realizado durante el año, que era lo que más me preocupaba, ese hecho de seguir trabajando tres días a la semana con el mismo entusiasmo con el que comenzamos”. Sin perder de vista que “nuestro propósito era la mejora y el crecimiento individual y colectivo“, igualmente también hay que destacar “el nivel competitivo que se ha reflejado, sorprendiendo muchas jugadoras con unas actuaciones muy destacadas”.

Mientras, lo peor fue “la sensación que nos dejaron algunas derrotas, que cayeron en contra por detalles, como las prórrogas contra Conquero y Maristas y los partidos contra Candray y Adeba, que se resolvieron en los últimos instantes de manera desfavorable”. “Achacamos quizás el ser un grupo muy joven y novato en la categoría”, dijo.

Santaella cree que en el club el sentimiento es “de satisfacción y garantía, en el que sobresale la mentalidad de crecimiento que desde la directiva transmiten y que abarca desde las más pequeñas y se cierra con el Primera Femenina”. Y en lo personal ha estado “muy cómodo” con el club y las jugadoras. “Es una idea que tengo en mi cabeza el continuar con el proyecto con el que hemos comenzado, aunque pienso que en primer lugar se debe encontrar una fórmula que haga funcionar a todas las piezas. Seguirá habiendo muchas jugadoras de cantera y eso conlleva la necesidad de definir una línea que año tras año se debe ir mejorando”, acabó.

Deja un comentario