“Todo el mundo me sigue compadeciendo por la llegada a la presidencia del IMDECO”

Manuel Torrejimeno manifestó que "me dijeron que si estaba loco y que me iba a amargar", que lo mejor que "podía hacer era cerrarlo", de ahí que "en estos tres meses, y con agosto de por medio, sólo hemos podido apagar fuegos", pero tiene claro que "el deporte no debe ser una María, sino un área que debe tener sitio"

Manuel Torrejimeno en un momento de la entrevista

Manuel Torrejimeno en un momento de la entrevista

Cuatro meses y medio han pasado desde las elecciones municipales que otorgaban a Ciudadanos el área de deportes del Ayuntamiento de Córdoba, lo que llevaba al Manuel Torrejimeno a la presidencia del Instituto Municipal de Deportes de Córdoba (IMDECO), algo que como él dice “no estaba predeterminado”. Eso sí una vez que se le planteó el cargo y desde que aceptó reconoce que “todo el mundo me sigue compadeciendo. Me dicen que si estoy loco y que me voy a amargar”, y que “lo mejor que podía hacer era cerrar el Instituto”.

Así desembarcó Manuel Torrejimeno en un IMDECO que lleva dando tumbos en la última década. En más de una ocasión se ha hablado que se encuentra en quiebra técnica, pero su nuevo presidente aseguró en una entrevista a Cordobadeporte.com que “no lo está, lo que necesita es un plan que en los últimos años no lo ha tenido”, cuando “la ciudad demanda y necesita al deporte y sus instalaciones”. El mejor ejemplo son los ya más de 7.500 atletas inscritos ya para una Media Maratón de Córdoba que tuvo que abrir su plazo de inscripción dos meses y medio después de lo habitual.

Manuel Torrejimeno posando junto a un balón de baloncesto y otros obsequios de eventos deportivos que pasaron por Córdoba en el pasado

Manuel Torrejimeno posando junto a un balón de baloncesto y otros obsequios de eventos deportivos que pasaron por Córdoba en el pasado

La realidad es que “en estos tres meses, y con agosto de por medio, sólo hemos podido apagar fuegos”. El obstáculo de la Media Maratón era simple, tan sencillo como que “no nos habían dejado presupuesto. Exactamente eran 335.000” con el incremento en 500 dorsales de la prueba para llegar a los 8.500, pero “hasta que no se tenía consignada esa cantidad no se podía abrir el plazo”, de ahí el retraso.

“Yo tengo claro que a la agente a poco que le da, responde. El ejemplo no sólo lo tenemos con la Media, porque es una maravilla ver cómo está Vista Alegre con el Córdoba Patrimonio de la Humanidad”, subrayó Torrejimeno. Luego está el regreso del World Pádel Tour, con el que “las entradas están prácticamente vendidas, o el caso de la carrera de la mujer en la que se acabaron los dorsales”.

De manera que el nuevo presidente del IMDECO tiene claro que “el deporte no debe ser una María, sino un área que debe tener sitio, porque el deporte puede dar mucho a la sociedad y no sólo dar importancia a Hacienda porque sea el área que tiene el dinero”.

El presidente del IMDECO. Manuel Torrejieno posando junto a una trasera con el logotipo de su concejalía

El presidente del IMDECO. Manuel Torrejieno posando junto a una trasera con el logotipo de su concejalía

Echando la mirada atrás, recordó que “lo primero que me encontré fue el tema de las piscinas (Fuensanta y calle Marbella), pero entonces lo más complicado fue entender la diferencia de cómo funciona la administración y la distancia que hay con la necesidad social”.

“Las trabas eran muchas, pero cuando nos encontramos que había que pedir tres presupuestos para optar a su gestión pensaba que no había problemas, pero el desconocimiento lo hace todo y no te puedes imaginar que la confección pliegos que había que redactar para recepcionar tres presupuestos suponía un mes y medio de espera“, aseveró. De manera que “a partir de ahí ya sabes que si quieres que algo salga en octubre tienes que planificarlo en marzo o abril para que salga bien”.

Por ello Torrejimeno reivindicó un cronograma para así afrontar las exigencias de “una Intervención que tiene un atasco grande, pero en la mayoría de los casos es producto nuestro”. A esa problemática es une otra más que real de los últimos años, que no es otra que “hay una acuciante falta de personal en el IMDECO. No se fueron cubriendo los puestos del personal jubilado, a lo que se une todos los que hay de baja” por lo que es “difícil conjugar las situaciones”, por lo que “los empleados en activo tienen una presión que no es merecida”.

Actualmente la plantilla del IMDECO es sólo de 65 en personas, de las cuales en activo hay 55 aproximadamente, cuando al principio de la última década se llegó a tener hasta 85 fijos y 115 en total en la época estival de piscinas. Así Torrejimeno entiende que “la necesidad óptima sería contar con unos setenta de manera activa”.

La gestión de las salas de barrio y el abono de las subvenciones de 2018

Otro capítulo al margen merecen las sala de barrio y los campos de fútbol, para los que tiene claro que “Córdoba necesita cambiar su gestión, pero no la de los últimos cuatro años, sino de veinte”. De entrada “hay que cambiar la subvenciones que reciben los clubes”, porque “no tiene sentido que un club tenga que pagar al IMDECO los 30.000 euros que éste le da previamente para la gestión, porque al final los ahogas”.

Dicho eso comentó que “no me gusta el nombre de subvención, sino que debe imperar el concepto proyecto”, el cual “debe estar tutelado por el IMDECO conociendo previamente los niños con los que cada club cuenta y moviliza”, cuando en la actualidad “cada vez hay más necesidades de clubes nuevos que demandan espacios para entrenar y hay que dar servicio a todos”.

José García Román lanza un beso al aire junto al alcalde, José María Bellido, y el presidente del IMDECO, Manuel Torrejimeno, tras lograr el primer triunfo de su club en la Primera División

José García Román lanza un beso al aire junto al alcalde, José María Bellido, y el presidente del IMDECO, Manuel Torrejimeno, tras lograr el primer triunfo de su club en la Primera División

También avanzó que “en el próximo mes de noviembre” deben percibir las subvenciones de 2018, las correspondientes al curso 2017-18, “una partida económica que ronda los 270.000 euros y que finalmente saldrá del IMDECO tras las conversaciones mantenidas con Hacienda”. Eso sí, aclaró que aquellas aportaciones que se gestaron a través de convenios nominativos, en torno a unos 30.000 euros, “se pierden”, pero el presidente se comprometió a “ayudar a los afectados para no dejarles morir”. Son los casos de los organizadores del Rally Sierra Morena o el Torneo Ciudad de Córdoba Lourdes Mohedano, es decir, el Automóvil Club Córdoba y Liceo, respectivamente, por poner dos ejemplos.

Las futuras concesiones de las instalaciones

Además se lamentó de “las carencias de muchas de esas instalaciones, porque cada vez están en peor estado por la falta de mantenimiento”, que está relacionada con la falta de personal. De manera que hay que buscar “una gestión más sostenible”, para recordar que la actual “viene diseñada en base al plan director de la Junta de Andalucía” de hace más de una década.

“El IMDECO no tiene estructura humana para acometer todas ellas, pero sí deber fomentar y asegurarse el desarrollo deportivo de los clubes, con independencia de quien gane el concurso de las futuras concesiones”, apuntó Torrejimeno, que opina que “cada sala de barrio tiene su peculiaridad, pero hay que tener en cuenta el entorno legislativo y los modelos de concesión como San Cayetano (Go Fit), Lepanto (Aira) o las pistas de El Vial Padel deben ser una alternativa”.

Eso sí, dejó claro que con independencia de las empresas que puedan ganar el concurso de gestión de las instalaciones, en las que “se deben comprometer a realizar inversiones para su mejora”, quedará estipulado que  “el deporte cordobés no se puede permitir que los horarios de entrenamientos para los equipos base de los clubes dependan de la empresa gestora”, porque eso en el futuro “lo deben tener asegurado desde el principio”, porque “hay que garantizar en los pliegos el desarrollo deportivo de los clubes”, concluyó.

Deja un comentario