Álvaro de Hita vuelve tres años después a Madrid con el Ángel Ximénez, pero “al Wizink Center sólo fui una vez a un concierto”

El meta manchego afronta su cuarta fase final de la Copa del Rey con el equipo de Puente Genil, en una temporada en la que "nuestro techo es el siguiente partido, porque podemos ganarle a cualquiera menos al Barça, pero también se puede perder con cualquiera"

Álvaro de Hita abre sus brazos ante un jugador del Ademar de León en el último partido de la Asobal.

Álvaro de Hita abre sus brazos ante un jugador del Ademar de León en el último partido de la Asobal.

Sólo dos supervivientes quedan de la plantilla del Ángel Ximénez que participó en la primera de las cuatro fases finales de la Copa del Rey allá por 2015, entonces Final Four, la que se disputó en Gijón, cuya presencia fue aún más meritoria para la escuadra que entonces dirigía Fernando Barbeito, ya que eran la mitad de equipos. Con todo, igualmente los dos mismos protagonistas estuvieron en la Final a 8 del Madrid Arena de 2018: José Cuenca y Álvaro de Hita. No en vano acumulan ocho y siete temporadas, respectivamente, en club de Puente Genil, de ahí que al meta manchego se le considere pontano de adopción.

El jueves por la mañana partirá la expedición pontanense a la capital de España con el objetivo de al menos intentar reeditar aquella segunda edición en la que también se midieron en cuartos de final al Fraikin Granollers al que derrotaron en la tarde de penalties, eso sí, De Hita aseguró que las circunstancias “no se parecen en nada”, aunque el rival y la ciudad sean las mismas, “por la clasificación y nuestro estado de forma”.

“Entonces no estábamos muy bien en liga, pero llegas allí y es otro sentimiento, fue un premio. Ahora estamos en nuestro mejor momento en la Asobal y es una continuidad a lo que llevamos haciendo, sobre todo tras ganar por primera vez a Ademar León, que también fue la primera vez en mi carrera”, desveló el manchego.

Bajo ese prisma volverá a jugar con el Ángel Ximénez en Madrid, porque “los únicos supervivientes somos José y yo”, pero apuntó que “al Wizink Center sólo fui una vez a un concierto”. Concretamente fue en diciembre de 2018 para disfrutar de la música indie de Sidonie, ocho meses después de pasar con el equipo de Puente Genil por el Madrid Arena, el escenario entonces de aquella inolvidable fiesta vivida con la Legión Pontana tras eliminar a los de Granollers. “El otro día fue a la sede del club y vi la la foto de la celebración tras ganar en los penaltis”.

La Legión Pontana vibrando con su equipo en el Madrid Arena tras eliminar al Fraikin Granollers en la Coa del Rey de 2018.

La Legión Pontana vibrando con su equipo en el Madrid Arena tras eliminar al Fraikin Granollers en la Coa del Rey de 2018. Autora: Estefanía Hernández

“Venimos de ganarle y nos tendrán ganas”, apostilló un De Hita que además reconoció que “yo no podía pensar en ganarle de siete a un Granollers”, así que ahora “será más difícil hacerlo dos veces”. Fundamentalmente porque es un equipo que “tiene mucho oficio y muchos jugadores que pueden resolver”, así que “ahora nos pueden ganar y pasarnos por encima”.

De ahí que el meta del Ximénez apuntar que “como dice Paco (Bustos), y todos lo tenemos en mente, hay que tener los pies en el suelo porque sabemos la plantilla que tenemos”, aunque “no sé cuál es nuestro techo. El techo es el siguiente partido, que venga lo que tenga que venir. Podemos ganar a cualquiera menos al Barça, que siempre te pone en máximas dificultades, pero ojo, también nos pude ganar cualquiera”.

“Realmente la gente no sabe las dificultades que pasamos, porque somos una plantilla muy corta”

De Hita comentó que en la liga “tenemos la salvación en la mano salvo catástrofe”, aunque tiene claro que “siempre no vamos a ganar. Ahora viene la Copa y luego los partidos de nuestra liga, que también habrá que ganar, pero seguro que vendrán algunos que no se darán bien, aunque esperemos alargar la racha lo máximo”.

“En la parte de arriba da gusto jugar, porque estamos todos en dos o tres puntos, aunque la confianza te da mucho, también puede ser un mal enemigo. Esto no va a ser un paseo” hasta el final de temporada. En ese punto De hita comentó que “realmente la gente no sabe las dificultades que pasamos, porque somos una plantilla muy corta, tuvimos que hacer el cambio de Melgar porque no nos daba para más”.

Al contar con sólo catorce jugadores “siempre falta gente por molestias varias, aunque los chavales nos ayudan. Por eso al ser una plantilla de catorce el rendimiento es digno de alabar”, de ahí que el segundo capitán comentara que “la profesionalidad de mis compañeros es máxima. Es verdad que cuando juegas no piensas en lo justo que vamos y la confianza es total, por lo que sigamos“.

“No me gusta airear los objetivos nuevos porque es un arma de doble filo”

Por todas esas razones nadie en el club dio el paso al frente para cambiar de objetivo, una cuestión que muchas veces resulta contraproducente. “No me gusta airear los objetivos nuevos porque es un arma de doble filo, a partir de la permanencia todos tenemos una ambición: quedar entre los ochos primeros, y vamos a lucharlo”.

La afición pontana

Otra cuestión diferente, la única negativa de la temporada, es la imposibilidad generalizada de que la afición pontana haya disfrutado de los triunfos de su equipo exceptuando los partidos iniciales de la competición y con aforos reducidos. “Ese tema me mosquea bastante, sobre todo porque no hayan podido ver los dos últimos partidos al menos por televisión”, porque fueron “ante dos rivales de tradición”. Com todo “lo importante es que estamos ahí y todo el mundo nos tiene en cuenta. Algo que creo que es bueno, porque prefiero pertenecer a un equipo importante de la liga a estar de paso”.

Aunque no sea la Legión Pontana como en 2018, este viernes el equipo volverá a jugar con público, una circunstancia que De Hita apuntó que será “rara porque venimos de muchos partidos en los que es común escucharnos nosotros sin nadie en la grada”. Además será “una pena que no pueda haber de los nuestros” por aquello de la restricciones perimetrales de Andalucía. “Estoy deseando que venga nuestra gente para disfrutar con nosotros. Sientes ese bocadito cuando toda la gente te dice por la calle vaya año, pero no lo pueden ver”. Eso sí “cada victoria es parte suya porque están ahí”, concluyó el manchego que sueña con repetir la gesta de 2018 eliminando al Fraikin Granollers para que el techo de este Ángel Ximénez siga creciendo aún más.

Etiquetas

Álvaro de Hita | Ángel Ximénez | Balonmano | Copa del Rey | Final a 8 | Fraikin Granollers | home8 | Puente Genil |

Deja un comentario