Última semana del mercado de fichajes, con Berto González de vuelta al filial del Sporting

La cuenta atrás para el cierre de la ventana invernal de refuerzos comienza para el Córdoba con todos sus deberes pendientes, tanto la llegada de al menos un delantero sub-23 como las salidas de Alberto Salido e incluso también la de Darren Sidoel para aspirar a lograr dos cesiones que se hacen necesarias

Berto González en su debut en El Molinón con el primer equipo ante la Ponferradina.

Berto González en su debut en El Molinón con el primer equipo ante la Ponferradina.

La sorprendente derrota ante el Yeclano pudo evidenciar la necesidad, aunque ésta existía igualmente antes de que este lunes se inicie la cuenta atrás para el cierre del mercado invernal de fichajes. El próximo 1 de febrero se echará el cierre a la segunda ventana prevista para que los clubes refuercen sus plantillas y el Córdoba CF llega a la última semana de enero igual que dejó su plantilla a principios de octubre, cuando concretó las llegadas de Alain Oyarzun, con una discreta aportación hasta ahora por no decir decepcionante, y la de Alberto Salido, llamado a abandonar la disciplina blanquiverde tras sólo sumar cinco minutos después de llegar cedido por el filial del Atlético de Madrid. Tres meses y medio después el objetivo sigue siendo el mismo, lograr la cesión de Berto González, justo cuando el avilesino del Sporting de Gijón volvió a jugar con su filial después de más de dos meses.

De esta forma se vino a corroborar las palabras de David Gallego sobre el pretendido extremo zurdo, que junto a su compañero Santamaría regresaron al segundo equipo aunque poco pudieron aportar para evitar la derrota de los ‘yogurines’ de Mareo ante el líder Burgos (0-2), lo que les hunde aún más en la posición de colista del subgrupo 1 B de Segunda B. Con todo, más necesaria será ahora la ayuda de Berto González para su filial, de ahí que desde Gijón vean más que complicada su salida a préstamo al Córdoba o a cualquier otro de los equipos que lo pretende como reveló Pablo Alfaro.

Así que la dirección deportiva blanquiverde tiene dos opciones, mantener su paciencia como hasta ahora o activar sus opciones B ó C, como la de Alberto Ródenas, el ariete del filial del Atlético de Madrid que ayer no jugó ni un minuto con su filial, aunque ya se avanzó desde el club que también era una alternativa difícil. A eso hay que añadir que desde Mallorca avanzaron hace diez días que la cesión de Diabate era improbable. De hecho el costamarfileño volvió a entrar en la convocatoria del primer equipo, y aunque no disfrutó de minutos como en los últimos partidos en la victoria ante el Rayo Vallecano (1-3), vio desde el banquillo cómo los bermellones alcanzaban el liderato en Segunda.

Con ese panorama gris habrá que esperar a la aparición de nuevos nombres de filiales esta semana, al tiempo que el Córdoba CF está obligado a buscarle destino a Salido si realmente quiere un segundo fichaje sub-23. Incluso no se descarta la salida del neerlandés Darren Sidoel, que no juega desde la primera parte de la jornada inaugural ante el Lorca. Traoré, Mario Ortiz, Xavi Molina y sobre todo un imperial Alberto del Moral le cierran la puerta a un futbolista que es propiedad del Córdoba y que llegó con la vitola de formarse en la cantera del Ajax, de ahí que lo más lógico sería cederlo para que sumase minutos en otro club y pudiera volver la próxima temporada. O no. Todo está por ver, en el aire que dirían los más pesimistas, pero a buen seguro habrá varios movimientos en el plantel blanquiverde en esta semana final del mercado que empieza hoy.

Loading...

Deja un comentario