Un rival en el top-5 que nunca ganó en liga pero sí la última

El tercer equipo con el que más veces se midió el Córdoba en su historia vio como el 1-4 copero del pasado año rompía una serie de 25 visitas consecutivas sin vencer en El Arcángel

Jaime Romero avanza con el balón controlado ante un tinerfeñista con Markovic a la derecha. Autor: Paco Jiménez.

Jaime Romero avanza con el balón controlado ante un tinerfeñista con Markovic a la derecha. Autor: Paco Jiménez.

Sólo contra Recreativo de Huelva y Elche ha jugado el Córdoba CF más partidos a lo largo de su historia que con el CD Tenerife, que empata con Cádiz y Real Murcia con hasta 52 duelos de competición oficial con los blanquiverdes.  Con tres enfrentamientos coperos de por medio, dos de ellos a partido único pero en feudos alternativas, son la mitad, 26, los choques que blanquiverdes y albiazules disputaron en El Arcángel, antiguo o nuevo.

Y hasta ese doloroso 1-4 del pasado año precisamente en Copa, tras el 2-0 que así quiso Sergi Guardiola en liga días antes, de nadie podía decir el Córdoba que le hubiera recibido 25 veces sin perder nunca. Una maldición que se quebró y que duraba desde la lejana temporada 1956-57, en un increíble partido que el Córdoba ganó 7-4 con dobletes de Araujo y Quintín y otras dianas de Emilio, Paz y Méndez. Antonio (2), Padrón y Lozano anotaban para los tinerfeños.

Es verdad que el Tenerife supo arrancar algún empate, hasta seis, 1-1 (1957-58 y 2002-03), 0-0 (1976-77 y 2015-16) o 2-2 (2007-08 y 2010-11), pero el balance es abrumador en general para los califales, con 18 triunfos en su haber. Uno, como decimos, fue en Copa, en la temporada 1973-74, aunque el 3-0 de ese primero de enero no sirvió para nada porque en la vuelta los canarios ganaron por 4-0, y otro en Segunda B (1986-87, 3-1), mientras que el resto se vieron en la categoría de plata.

Algunos de esos dulces duelos con el Tenerife fueron el estreno de la 2016-17, saldado con un solitario tanto de Alfaro (1-0), o la segunda victoria consecutiva con Crispi en enero de 2005, que daba continuidad al inicio de la remontada inconclusa del equipo del descenso y recordada porque ese día marcó hasta Bilic. Este duelo fue a veces también cierre de liga, como en la campaña 1999-00, con un 2-1 con tantos de Ramos y Armada el día del debut en Segunda de Antonio Martínez “Piti”.

Loading...

Deja un comentario