Victoria con mensaje (4-0)

El Cajasur Priego se impone al modesto pero peleón Cambados en su primera comparecencia como local

El Real Club Cajasur Priego Tenis de Mesa cumplió con éxito en su primera aparición como local de la temporada. Ganó por 4-0 al Cambados en un partido que en apariencia pudo resultar fácil, pero que no lo fue. El conjunto gallego vendió muy cara su piel y trasladó un mensaje al campeón: revalidar el título no va a ser fácil visto el nivel de la Superdivisión.

Pero, al mismo tiempo, el representativo de la Subbética también tenía su proclama para el resto: sabe salir a la perfección de situaciones límite, como demostró en momentos determinados de la contienda. Y por lo tanto, va a tener mucho que decir durante el desarrollo de la temporada.

De hecho, ya la primera manga del partido dejó una situación límite para los prieguenses. Fernando Padín dispuso de un 6-10, pero no contaba con que Diogo Carvalho tiene el apelativo de jugador de “Champions” y lo demostró con un parcial de 6-0 para llevarse el juego y el partido. Porque avisado el luso, se entonó en las siguientes mangas para poner el 1-0 (3-0).

En la segunda cita, Alejandro Calvo se emparejaba con Javier Soria, un peligroso zurdo que obligó al prieguense a sacar lo mejor de sí. El choque se caracterizó por parciales muy estrechos, aunque siempre cayeron del lado del cajista. Calvo estrenaba su casillero de victorias en la Liga en el plano individual, circunstancia que le va a ayudar de cara al futuro.

Con el 2-0, llegaba, tal vez, el mejor partido de la noche. Carlos Machado se enfrentaba al ruso Stefan Shaponikov, al que superaba por 3-1 en un partido raro. El prieguense se llevó el primer set con gran diferencia (11-2), pero entonces el partido se estrechó. En la segunda manga, tuvo que remontar dos bolas de set. Pero ya fue un aviso para Machado, que vio como el jugador del Cambados le ganaba el tercero (6-11) y le llevó al límite en el cuarto, que, finalmente, cayó del lado del Cajasur.

Avisado de lo que podría pasar, Carvalho no se dejó sorprender. Incluso, en el segundo set  dejó a cero a Javier Soria, quien trató de sujetarse a la mesa al máximo. Pero estaba jugando contra el Cajasur. Y eso, a día de hoy, pesa.

Loading...

Deja un comentario