Vuelta a la temporada 64-65, la mejora del Córdoba FC

Para rememorar la mejor temporada de la historia del Córdoba hay que remontarse a la temporada 1964-1965

El Córdoba CF sigue peleando por recuperar posiciones en Segunda División y es un buen momento para confiar en sus posibilidades utilizando un código luckia.

Para rememorar la mejor temporada de la historia del Córdoba hay que remontarse a la temporada 1964-1965. Por entonces el fútbol español vivía una época de renovación, similar a la que estaba experimentando el país, sumido en la época aperturista de la dictadura. Tras la hegemonía del Real Madrid, reflejada también en Europa, la liga española empezaba a abrirse a más clubes y uno de los que logró asomarse a la zona alta fue el Córdoba. El equipo blanquiverde vivía su tercera campaña en Primera División tras lograr asentarse en la élite en sus dos primeras temporadas. Un conjunto de factores como una serie de buenos jugadores bien dirigidos desde el banquillo y la fortaleza de su estadio pusieron sobre la mesa el mejor Córdoba de la historia.

El equipo que por entonces entrenaba Ignacio Eizaguirre finalizó quinto en una competición que ganó el Real Madrid. Además de los blancos, solo le superaron en la tabla Atlético, Zaragoza y Valencia. A día de hoy sería impensable que el conjunto cordobés estuviera por encima de Sevilla, FC Barcelona o Athletic Club, entre otros.

El presidente de la mejor temporada del Córdoba en sus 64 años de historia fue José Salinas, que completó una plantilla de grandes nombres como el mítico portero Manuel Reina, Tejada o Mingonanze. Estos dos últimos fueron fichados tras finalizar la temporada por Real Madrid y Espanyol respectivamente. No fueron los únicos que despertaron el interés de grandes clubes nacionales. El entrenador Eizaguirre recaló en el Sevilla.

Otros jugadores que formaban parte de ese histórico equipo fueron los defensas Simonet y López; los centrocampistas Martí y Ricardo Costa en el centro del campo y los atacantes Luis Costa, Juanín, Miralles y Cabrera.

El Arcángel fue un auténtico fortín para el Córdoba, que hizo de su feudo un lugar imbatible para los rivales. Solo Atlético de Madrid, Murcia y Las Palmas fueron capaces de puntuar allí. Todos con empate. El resto de rivales hincsron la rodilla ante la magia del feudo cordobesista. Un dato espectacular es que en los 15 partidos del Córdoba como local, solo encajó dos goles.

Finalmente el Córdoba acabó sumando 35 puntos de 60 posibles en treinta partidos -la victoria valía dos puntos-. El problema del equipo fue a domicilio, ya que sumó cuatro victorias y once derrotas que le privaron de una mejor clasificación.

Esa temporada dejó resultados históricos para la parroquia cordobesista como un 6-0 al Deportivo de la Coruña o las victorias, ambas por 1-0, a Real Madrid y FC Barcelona. Tejada fue el autor del gol ante los blancos mientras que Juanin se encargó de aniquilar a los blaugranas.

Su brillante temporada permitió al Córdoba ser, por primera única vez en su historia, el equipo andaluz mejor clasificado. En la Primera División de la 1964-1965 militaban otros dos equipos de la región andaluza. El Sevilla fue décimo y su vecino el Betis acabó el curso en la duodécima posición.

Loading...

Deja un comentario