“Yo no seré el presidente, será una persona que represente directamente a Infinity y que vendrá la próxima semana de Baréin”

Javier González Calvo explicó que "mi función es la de primer ejecutivo como consejero delegado", y como tal "el domingo comprobé la delicada situación cuando los administradores nos pidieron la taquilla para pagar la luz" | "Los empleados no deportivos ya están dados de alta en nuestra sociedad, el personal deportivo sigue en la anterior pero los pagos los haremos nosotros directamente"

Javier González Calvo el pasado domingo en el palco de El Arcángel

Javier González Calvo el pasado domingo en el palco de El Arcángel

La cabeza visible de Infinity, Javier González Calvo, fue este lunes el protagonista en la tertulia de La Jugada de Córdoba de Canal Sur Radio, donde aclaró que “yo soy presidente de la nueva sociedad que ha comprado la unidad productiva del Córdoba CF, pero no seré el presidente del Córdoba CF, sino que será una persona que represente directamente a Infinity Capital y que seguramente vendrá la semana que viene y lo conoceréis”. De esa forma, el abogado natural de Almendralejo (Badajoz) expuso que “seré el brazo ejecutivo de Infinity Capital con el cargo de consejero delegado”.

En un momento posterior, explicaba la relación con la familia real de Baréin de la que habló la pasada semana. “Yo no he hablado con el príncipe. Dije que había personas ligadas al fondo que eran de la familia real. Ni he dicho que sea el príncipe ni mucho menos. Si fuera el príncipe bienvenido sea, no creo que nadie tenga la menor duda. Sí puedo transmitir que la ilusión de ellos es máxima, tanto que querían venir mañana miércoles y los he parado para decirles “Dejadme trabajar”, porque si no estará de institución en institución y no es necesario todavía. Quiero hacerme una idea de lo que hay en la casa y os lo contaré la semana que viene. El miércoles o el jueves vendrán a Córdoba y se reunirán con las personas que ellos quieran”.

González Calvo defendió que “su proyecto es muy interesante y es del Córdoba CF y de su ciudad, de estar con su gente y con los empresarios de Córdoba, para ayudar en lo que sea necesario”. “Inicialmente vamos a sacar al Córdoba de donde está y a darle tranquilidad, pero hay interés en hacer inversiones que a la ciudad le sean representativas y le puedan ayudar. Ya está en el mapa mundial, pero si podemos darle más habrá que hacer los esfuerzos necesarios para hacerlo. De momento, las relaciones con las instituciones, Ayuntamiento y Delegación del Gobierno, ha sido buenísima, con un recibimiento muy agradable”, señaló.

Entre esas primeras labores de Calvo están la de los pagos inmediatos para poner al día tantos retrasos acumulados. Sobre todo con los empleados: “Intento ponerme en su lugar y que hayan competido así los deportivos y que hayan aguantado con esa serenidad las personas que están trabajando en contabilidad, administración, prensa…Han debido ser momentos muy difíciles para ellos, pero lo primero que les hemos transmitido, tanto el equipo directivo que se incorpora con nosotros como yo mismo, es tranquilidad. Primero el número 1 y después el número 2. Iremos atendiendo a todo lo que vaya saliendo, en el ánimo de que todo vuelva a regularizarse de manera rápida. Y que todos aportemos el 100 por cien de lo que tenemos. En otras situaciones que he vivido en otras empresas ves que es difícil que se pueda conseguir y ése es para mí el principal objetivo a corto plazo. Nosotros somos los más nuevos y necesitamos de todas las personas que componen el club para ayudarnos y que podamos hacer nosotros nuestro trabajo. Sin ellos sería difícil”.

Según informó, “esta mañana a las 9:00 he estado reunido con el señor Bernabéu para hacer el corte de operaciones, para ver cuánto correspondía a la antigua Sociedad Anónima y cuánto a la nueva, y luego ellos se ponían a hablar con el juzgado para liberar esas cantidades, que creo que en las próximas horas lo estarán para proceder por parte del administrador concursal a los pagos de todas las nóminas retrasadas, que será lo primero”.

Reunión con acreedores

Calvo también ha tenido citas ya con acreedores del club. “Esta mañana he estado reunido con un par de ellos y algún patrocinador. También me he ido sentando, que es algo que me gusta hacer, con todas las personas que trabajan en el club, una a una, para preocuparme personalmente por cómo están cada uno de ellos y qué hacen realmente dentro. Me han transmitido confianza y que están tranquilos, aunque necesitan ver ese pago hecho en sus cuentas. Creo que nos lo van a hacer muy fácil porque son gente que lleva mucho tiempo sufriendo esta situación y lo único que les puede venir es algo bueno. La disposición de ellos es máxima”.

“ Nosotros compramos el Córdoba por lo que es el Córdoba, no para que sea algo diferente ”

Calvo explicó en otro momento de la charla que “los empleados no deportivos ya están dados de alta en nuestra sociedad”, en tanto que “lo que le hemos comunicado al deportivo es que siguen estando bajo la sociedad anónima deportiva anterior pero los pagos los hacemos nosotros directamente, ni siquiera pasan por la Sociedad Anónima Deportiva”. Esto es “un régimen transitorio para dar mayor tranquilidad de la que teníamos, pensando en la Federación y en el resto de personas que están dentro de esta institución, que aúna no sólo al personal que dirigimos, sino a más gente, como los medios y a la afición”.

Lo que está claro es que desde su óptica la venta de la unidad productiva y la inyección económica era la única manera del club de subsistir. “La situación era tan dramática que el domingo cuando llegué al campo a las cuatro de la tarde vino uno de los administradores judiciales y nos pidieron la taquilla de ese partido para pagar la luz. Le transmitimos que aunque eso correspondía a la nueva Sociedad Anónima, por nosotros no había ningún problema y claro que podían tener la taquilla para pagar la luz de ese día. El hombre intentó que el partido fuera por la mañana, pero no pudo ser“.

Sobre esa dualidad de SADs que tantas incertidumbres genera entre el cordobesismo, González Calvo afirmó que “la única diferencia es que no veréis en ninguna pegatina o vinilos de los que hay en el campo lo que ahora aparece de Córdoba CF SAD, sino que pondrá Córdoba CF”. “Nosotros compramos el Córdoba por lo que es el Córdoba, no para que sea algo diferente. Queremos este Córdoba, no nos interesa otra cosa, sino el club que se fundó en 1954, que ha tenido a los históricos que ha tenido, que ha estado ocho veces (sic) en Primera División, que tenga a estos aficionados. Tiene 11171 abonados en Segunda B y hay pocos clubes que los tengan en Segunda. Incluso hay que no los tienen en Primera. Eso es lo que compramos y lo que queremos, no cambiar absolutamente nada. No vamos a cambiar al personal, que se han generado dudas. Nada, que estén tranquilos, pero que sean nuestros y nos ayuden. No queremos otra cosa”.

Loading...

Deja un comentario