La gestión de las Salas de Barrio, abocadas a una tercera y última prórroga de nueve meses

Este martes 30 de junio finaliza el rescate de las mismas que el IMDECO realizó a finales de septiembre, aportando alrededor de un millón de euros, sin que desde entonces haya podido sacar el pliego de licitación a los clubes, lastrado en el último trimestre por la crisis sanitaria

Fachada de la puerta de acceso a la Sala de Barrio de La Fuensanta.

Fachada de la puerta de acceso a la Sala de Barrio de La Fuensanta.

La actividad deportiva de las Salas de Barrio de la capital cordobesa seguirá su curso de forma prorrogada en su cesión a los clubes deportivos. Allá por el 30 de septiembre el Instituto Municipal de Deportes de Córdoba (IMDECO) logró salvar una situación complicada que venía heredada del equipo de gobierno anterior, dado que no se habían licitado los pliegos para concurrir a la gestión de los pabellones públicos polideportivos. Entonces se logró inyectando con algo más de un millón de euros el presupuesto, operación que ahora se deberá repetir si quiere evitar el cierre de las instalaciones de El Naranjo, Margaritas, Valdeolleros, Fátima, Ciudad Jardín, Guadalquivir y las pistas de tenis de Santuario, a los que posteriormente se unió La Fuensanta.

Ésta sería la tercera prórroga a la que se tendría que acudir, en este caso la última posible según indica la legislación, después de que la primera fuese del julio a septiembre de 2019 tras la llegada de Ciudadanos a la gestión deportiva municipal.

Durante los últimos nueve meses, de octubre de 2019 a junio de 2020 multitud de vicisitudes afectaron al IMDECO que no le permitieron sacar el necesario pliego de licitación. A la conocida falta de personal para sacar adelante los necesarios expedientes, se le unió la bomba de la dimisión de su gerente, María Luisa Gómez, en febrero, en realidad enmascarada con una destitución que hubiera llegado tarde o temprano ante la acumulación de proyectos sin resolver, entre ellos éste, de vital importancia, amén del nuevo retraso que entonces se acumuló para el inicio de los Juegos Deportivos Municipales.

Desde entonces el puesto en la gerencia sigue vacante, con la actuación de manera interina de Alfonso López, actual coordinador de Hacienda del Ayuntamiento de Córdoba y otrora gerente del IMDECO durante la presidencia de Miguel Reina. Sin embargo, por si fuera poco, un mes después de aquella polémica salida de Gómez que aún colea, llegó la crisis sanitaria del coronavirus, lo cual paralizó toda la administración pública.

Por ello hubo que priorizar en cuestiones sociales, al margen de que todas las instalaciones públicas pasaron a clausurarse, al igual que sus actividades, que de hecho no se reanudaron hasta hace pocas semanas. Sea como fuese, con la excusa o lastre que supuso la aparición de la Covid_19 en el panorama mundial, los clubes vuelven a estar en una situación de precario, que verán alargada durante nueve meses, una realidad corroborada a este periódico por fuentes de las distintas entidades que seguirán prestando sus servicios de forma anómala.

Loading...

Deja un comentario