Los mejores episodios de historia del baloncesto español

Colección de medallas desde los Juego Olímpicos de Los Ángeles 1984

Pau Gasol eufórico.

Pau Gasol eufórico.

La historia del deporte en España está ligada a la del baloncesto, una práctica deportiva que, si bien no consigue tener los mismos aficionados que el fútbol, destilan la misma pasión. El baloncesto patrio ha proporcionado una gran cantidad de momentos épicos, como esa medalla de plata conseguida en las olimpiadas de Los Ángeles de 1984, o alzarse con el primer puesto del mundial de Japón del año 2006.

No podríamos llegar a imaginar que este deporte iba a alcanzar unas cotas tan altas de calidad, cuando en España nos han dado siempre las mejores circunstancias para ello. Y la pasión por este deporte se refleja en juegos populares para PS4, asi como tragaperras disponibles en casino online en Espana. Todavía se producen slots online con motivos de baloncesto. Tenemos, por ejemplo, a Basketball Star y que está disponible en Genesis Casino España.

El baloncesto español dando siempre momentos épicos

Las primeras investigaciones indican que el baloncesto comenzó a jugarse en la ciudad de Córdoba durante el curso 1936-37. Fue en el colegio de la Salle, en su antigua ubicación, donde se instalaron a principios de ese curso unas canastas. Pronto este deporte comenzó a expandirse, y se crearon tanto divisiones masculinas como femeninas para poder practicar el baloncesto con total libertad. Actualmente, el equipo local juega en la liga de bronce, pero la afición por el deporte de la canasta en Córdoba siempre ha sido una constante. El 140 veces internacional Alfonso Reyes ha sido una de las figuras históricas que ha proporcionado el baloncesto cordobés y que ha conseguido engrandecer con su juego este nombre deporte, consiguiendo llevar el nombre de Córdoba por todo el mundo.

Los Ángeles 84: el poder de un equipo

Hablar de momentos épicos del baloncesto español siglos atrás hasta las olimpiadas de Los Ángeles, que tuvieron lugar en 1984. Contra todo pronóstico, la selección española, dirigida por Antonio Díaz Miguel, consiguió llegar a la final ante la poderosa Estados Unidos. En algunos momentos consiguieron ponerlos en apuros, pero no cabe duda de que ese duelo es uno de los momentos que recordaremos siempre en nuestra retina. En aquella época, el nivel del baloncesto español estaba eclipsado por la afición al fútbol, y lo que consiguieron aquellos míticos hombres como Corbalán, Romay o Iturriaga fue algo más que una medalla de plata.

Eurobasket 87: la sorpresa

El partido que jugaron contra la selección griega fue una muestra de lo que España era capaz de hacer como equipo. Será uno de los partidos que me recuerde los aficionados al baloncesto, con una sólida defensa y unificar ataque que consiguieron sacar de sus casillas a los jugadores griegos. Nikos Gallis, de Grecia, tomado parte de la conciencia de que aquellos jugadores españoles podían celebrar cualquier tipo de ataque. Una vuelta a la diferencia de 15 puntos rubricó un encuentro para la historia.

Japón 06: Gasol como director de orquesta

Nada menos que la mejor de 24 selecciones, un mundial que tenía rivales tan importantes como Estados Unidos o Grecia. La final fue sobre el equipo heleno, pero la selección española se mostró siempre muy sólida, con un jugador que fue declarado el mejor de todo el torneo, Pau Gasol. España tocó techo en el mundial de Japón, consiguiendo demostrar al resto del mundo que su nivel en el baloncesto estaba en lo más alto y que eran capaces de proporcionar momentos de juegos increíbles.

Así es como se ha forjado la historia del baloncesto español, proporcionando momentos estelares en los que ha conseguido brillar a un gran nivel.

La afición al baloncesto en nuestro país no tiene el mismo tirón que el fútbol, en el que también somos campeones del mundo. Pero no cabe duda de que las canchas de baloncesto se llenan todos los fines de semana de aficionados dispuestos a presenciar los encuentros. De hecho, tenemos varios jugadores en la liga estelar de la NBA. Esto no es más que una buena prueba de la gran salud de la que goza el baloncesto español. Desde bien jóvenes, las canteras más nutriendo a los equipos de jugadores que despuntan y que sean capaces de dar lo mejor de sí.

En Córdoba no ha sido para menos, ya que demostrado ser un lugar en el que el baloncesto goza de mucha aceptación. Es un deporte que actualmente tiene muy buena salud, y que es ampliamente practicado en las escuelas, encontrándose en segunda posición tras el fútbol. La historia del baloncesto en Córdoba no tiene más que aportar buenos momentos, ya próximos a cumplir su centenario.

La magia de un deporte con una reglas bastante sencillas y en el que cinco hombres o mujeres se enfrentan a otro cinco, sigue cautivando a quien acude a una cancha a presenciar un partido. Esperemos que pronto podamos volver a ver nuevos momentos épicos del baloncesto en nuestro país, con algún entorchado en el mundial en los próximos Juegos Olímpicos.

Etiquetas

baloncesto | NBA | Selección Española |

Deja una respuesta