San Fernando y Lleida: dos que no se van a callar te saludan

Frente a la tibia respuesta del Córdoba al plan Rubiales, tanto gaditanos como ilerdenses se muestran decididos a defender sus derechos contra la RFEF en los tribunales

Un momento del Córdoba-San Fernando en El Arcángel. Autor: Paco Jiménez

Un momento del Córdoba-San Fernando en El Arcángel. Autor: Paco Jiménez

Hace unos días contábamos cómo la compleja relación actual entre el Córdoba y la Real Federación Española de Fútbol, con mucho en juego en los próximos meses, podía estar detrás de la tibia respuesta del club después de que el organismo llevara a efecto su plan de dar por finalizadas las competiciones en Segunda B y poner en marcha un play off exprés. Lo más que apuntó la entidad fue, escrito textualmente, que “una vez que la RFEF traslade a los clubes los fundamentos jurídicos de su propuesta (lo cual aún no ha hecho), se analizarán en profundidad los mismos en defensa de los derechos de nuestro club“.

Sin embargo, hay otros clubes en España que, aunque la RFEF tenía el cierto amparo del Gobierno para dar carpetazo al fútbol no profesional, anuncian batalla en los juzgados. Aunque sea algo a largo plazo porque la vía sea la contencioso-administrativa.

Uno de ellos es quizá el más cercano al caso del Córdoba, puesto que es el San Fernando, sexto en el Grupo IV, a un solo punto del Córdoba, justo el equipo al que se iba a enfrentar en la siguiente jornada. La postura gaditana es clara: tuvo que haber descensos igual que se ha determinado que haya ascensos.

En su comunicado al respeto, el San Fernando cree que “incongruente que, una vez dada por finalizada la fase regular, se determine que haya ascensos de categoría pero no descensos”, ya que “este hecho supondría una alteración manifiesta de las reglas del juego y de las normativas que rigen la propia competición”. Para el club de la Isla de León el aumento a 100 equipos de la categoría de bronce, además vulnerar la reglamentación “ocasionaría un auténtico caos en la Segunda B y la Tercera División, con la creación para la temporada 2020-2021 de nuevos grupos y subgrupos en dichas categorías, lo que haría más difícil, si cabe, el salto al fútbol profesional por motivos tanto económicos como deportivos”.

Mientras, el Lleida Esportiú, otro equipo que se ha mostrado beligerante desde el principio, defiende otros argumentos. “Cuando el mismo Gobierno emite en data de 2 de mayo de 2020 un Protocolo desde el Consejo Superior de Deportes (CSD) para el regreso del deporte y, además, una Orden Ministerial de Sanidad el 3 de mayo de 2020 que define los detalles del regreso de los deportistas profesionales, federativos y de alto nivel, nosotros entendemos que podemos defender la reanudación de las competiciones cuando sea posible”, esgrimen. A su juicio para la RFEF aboga por que jueguen “quienes consideren oportuno y con nuevas reglas” en un play-off que no es “legalmente aceptable”. Ha sido claro en su idea de recurrir ante la justicia ordinaria.

Loading...

Deja un comentario